¿Por qué Ítalo Estupiñán no brilló en la Selección?

Ítalo Estupiiñán ya es ciudadano mexicano y vive en Toluca.

Ítalo Estupiiñán ya es ciudadano mexicano y vive en Toluca.

Ítalo Estupiñán Martínez, el Gato Salvaje. Su nombre ha estado cubierto de estigmas. Hace un par de años, pude  charlar con él, básicamente para quitarme una duda:  ¿por qué, siendo en su época –años setenta- el mejor futbolista del país, no jugaba en la Selección?

Estupiñán guarda muy adentro la molestia por los prejuicios de los que ha sido víctima en Ecuador. Se vendió la imagen de que él no jugaba en la Selección porque “pedía plata”.

Y la realidad es otra diferente y, para entenderla, hay que ubicarse en esos tiempos.

Cuando no había fechas FIFA…

Vámonos a 1974, Italo Estupiñán era el mejor jugador de Ecuador, gracias a su participación en la Copa Libertadores de América, frente a Universidad Católica, Defensor Lima y Sporting Cristal, es transferido de El Nacional al Toluca.

Lo cierto es que, entonces, luego de cinco años, un jugador ecuatoriano salía al exterior, tras el pase de Polo Carrera a Peñarol.

Por entonces, Ítalo era el único jugador ecuatoriano en el exterior. Este dato no hay que olvidar.

En aquellos años, cuando Joao Havelange recién se estrenaba como presidente de la FIFA, no existìa norma en este organismo que obligue a clubes a prestar jugadores a las selecciones, así sea para torneos oficiales.

Por lo general, los clubes acordaban prestar a las federaciones,a cambio que ellas se hagan cargo de los sueldos. Recordemos que, entonces, la Copa América recién se estaba reactivando tras siete años sin ser disputada y que las eliminatorias mundialistas se jugaban durante un mes, cada cuatro años. Es decir, no existía mayor competencia internacional.

El Cangrejo Rojo. Estupiñán llegó al Toluca, fue campeón y goleador de su equipo en 1974.

El Cangrejo Rojo. Estupiñán llegó al Toluca, fue campeón y goleador de su equipo en 1974.

Entonces, algunas federaciones no siempre podían pagar esto y los jugadores no eran cedidos y no jugaban en sus selecciones. Casos hay variados. Por ejemplo, el Porto de Portugal no prestò a Teofilo Cubillas para que juegue la final de la Copa Amèrica 1975 por Perù. Sin embargo, Cubillas se escapò de Portugal, se uniò a su Selecciòn y fue multado. Igual pasò con Hugo Sotil, que entonces jugaba en el Barcelona de España.

Otro ejemplo: Elias Figueroa no fue cedido por el Inter de Porto Alegre para jugar la Eliminatoria 1973 por Chile. Y el Inter apenas permitió a Don Elias actuar en el partido de repesca contra la URSS en Moscu. Y ojo que el chileno era el mejor defensa central del mundo por entonces, apenas equiparable a Franz Beckenbauer.

Con todos esos antecedentes, entendamos que en esa época NO ERA NORMA que los repatriados puedan jugar en sus selecciones.

Vamos al caso de Italo. En 1975 y 1977, la FEF (entonces AEF) no se hizo cargo de su sueldo en el Toluca. Y por eso no jugò la Copa América y las eliminatorias hacia Argentina 1978. En ambos casos el club lo cedía a cambio de que su sueldo se lo pague acá.

Sin embargo, Estupiñán me contó que, para la eliminatoria 1978, el Toluca lo cedía, sin cobrar nada, pero solamente para jugar los partidos ante Perú y Chile, en condición de local. Esos eran los dos primeros de la serie.

En 1979 pasò algo extraño:  Ítalo jugaba en Universidad Catòlica, que había pagado USD 50 mil por su pase (una cantidad enorme para la época), pero estaba lesionado y no pudo jugar la Copa America ante Paraguay y Uruguay.

En 1981 (eliminatorias) ni siquiera lo llamaron. Ademas, Ítalo no pasaba por un buen momento, jugaba en el Atletas Campesinos de Querétaro.

Pero en 1983,la estaba rompiendo en el Puebla, habìa sido campeòn. Y lo buscaron para la Copa Amèrica. El Puebla lo dejò que juegue por la Selecciòn ante Brasil y Argentina, pero no le iban a pagar por ese mes de ausencia.

Entonces, Italo vino a Quito a arreglar, fue a la concentraciòn y pidiò que le paguen lo mismo que ganaba en México. La FEF,presidida por Carlos Coello, se negò. Entonces, le tiraron la gente en contra y quedò con fama de pesetero.

El hecho es que, recièn en 96-97, la FIFA estableciò normas para que los clubes cedan sin cargo a sus jugadores a las Selecciones.

Si recuerdan, Francisco Maturana, en la eliminatoria 1998, tenìa problemas de este tipo con el Tanque Hurtado, que estaba en la MLS, hasta que la norma entró en vigencia.

Concluyendo, espero que todo esto haya servido para terminar con un mito. Italo siempre pidiò lo que se merecìa. No fue pesetero. El problema es que justo a él le tocò ser el ùnico ecuatoriano que jugaba afuera por entonces.

 

Anuncios

Una respuesta a “¿Por qué Ítalo Estupiñán no brilló en la Selección?

  1. lo unico que pidio fue algo justisimo su sueldo ya que por eso son trabajadores de futbol cuando entenderan eso los seudo dirigentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s