Jorge Desafortunato Célico

Iba a ir al box. Estaba con mucha ilusión. Pero, nunca falta algo que te daña el día y te obliga a ir del camello a la casa. Aprovecho esto para hacer una reflexión sobre el tema de actualidad.

Jorge Célico, esclavo de sus palabras (foto: Últimas Noticias)

Jorge Célico, esclavo de sus palabras (foto: Últimas Noticias)

El señor Jorge Fortunato Célico, de nacionalidad argentina, residente de este país hace casi 10 años, tiene, hasta segunda orden, el derecho de opinar sobre lo que él bien crea o disponga. Ese derecho está consignado en múltiples cuerpos legales que ocioso sería listar este momento.

Ahora bien, así como Jorge Célico, usted o yo estamos asistidos por ese derecho, también tenemos una obligación: hacernos cargo de lo que decimos.

El argentino, al final, se hizo cargo de sus dichos de una de las formas que existen: reconociendo que fue un error expresarse como se expresó y ofreciendo sus disculpas.

Esto es tan válido como que hubiera reivindicado sus palabras. En fin, es su derecho opinar de esa forma y, por último, no es delito creer que Macará es un equipo mediocre. Si es por esas, yo también iría preso.

¿Qué entidad tiene lo que dijo Célico? Ninguna. Lo hizo al calor de la frustración, de la bronca y de la impotencia. Así no se vale ser bacán. Si decía todo lo que dijo antes del partido, le creo. Pero, ¿qué sentido tiene ponerte a llorar después de que el mediocre Macará te empató y, en mi opinión, marcó el declive de un equipo que tarde o temprano se iba a venir abajo?

Entendamos por qué Célico se puso en ese plan. Yo, personalmente, lo comprendo. Debe ser complicado estar en una situación que no conociste antes. Siempre te acostumbraste a pelear abajo, a jugar por no descender,  lejos de los primeros planos.

Estar arriba (con méritos, nadie lo puede negar) es miel que atrae a las moscas. Debe ser impactante tener todos los días a una corte de corifeos de menor cuantía, que forman un buen montón, repitiendo ad nauseam: “el mejor equipo del campeonato”, “el Bayern Munich de la 12 de Octubre”, “qué bien que juega la Católica”, “institución ejemplar”, “hasta los utileros tienen que estar en la Selección”, “van a ser campeones”, “Emelec no puede dormir pensando en la Católica”, “Belleza Mendoza a la Selección”, “la revancha del Camisetazo” y demás ramplonerías edulcoradas.

No me crean a mí. Les invito a visitar el twitter oficial de Universidad Católica y se darán cuenta de lo que digo. Cepillaje puro y duro, hasta parece que premiaran al más adulón entre todos esos impresentables.

Entonces, si Célico (ser humano como cualquiera) oye y lee todas estas balandronadas desde que se despierta hasta que se acuesta, va a haber un momento en que las va a creer. Eso le pasaría a cualquiera en la misma situación.

Revestido de toda esta soberbia, el DT de Católica cree que dirige al mejor equipo del mundo y que es una ‘atrevimiento’ que el ‘mediocre’ Macará le empate y que, por eso, ‘debe irse a la J’.

Por soberbio es que Célico no se ha puesto a pensar que su equipo no es ninguna lumbrera. Es un cuadro correcto, bien armadito, pero nada más. Es uno de tantos equipos del Campeonato Nacional, torneo que no luce por su exquisitez futbolística, ni cosa parecida. Concluyamos: Católica es, apenas, algo mejor que Macará.

Ahora vamos a la parte agraviada. A ellos lo único que les importa es lavar con sangre la afrenta. Si se sintieron agraviados, el sentido común manda que las disculpas de Célico sean el punto final. Pero no, ellos están empeñados a llevar el entuerto hasta las ecuatorianísimas “últimas consecuencias”. Es decir, a hacer circo de algo que ya no merece más espacio.

Sería grotesco tener que verlo a Célico desfilar en ese tribunal de iniquidades y despropósitos llamado Comisión Disciplinaria de la FEF solamente por expresar sus  opiniones, en forma desafortunada y torpe, pero sus opiniones al fin. Ojalá no haya que llegar a eso.

Concluyo con este twitt de Kenny Castro (@kennycastrog) que resume todo lo que pienso sobre este tema:

Suyo del alma,

Esteban

Anuncios

2 Respuestas a “Jorge Desafortunato Célico

  1. Un par de detalles sobre lo que ud menciona
    1 de fondo correcto lo q dijo es su opinion y nada mas y el entuerto esta sobre dimensionado, los directivos de Macara quieren distraer la atencion de su mala gestion cerrando filas sobre el “agresor extranjero” …
    2 su juicio futbolistico del equipo es otra cosa, se ve q ud es otro de los q cree q la UC esta arriba porque los demas estan mal y es un equipo q tarde o temprano se caera, yo creo q es un proceso y q de una u otra forma cambio el futbol ecuatoriano, ahora para ser campeon los equipos salen a buscar el triunfo donde jueguen, es requisito jugar ofensivo, es decir brindar espectaculo y economicamente se debe recurrir a las canteras, eso es lo que queda de esta Catolica
    3 la frustracion de Celico no es x las azucaradas salamarias como ud dice, es porque siendo hombre de futbol sabe lo que perdio al no ganar ese partido, 4 puntos de ventaja eran resumidamente casi un sinonimo de ser finalista, esa es su frustracion y no la de la vanidad y el engreimiento.

  2. Al final el típico periodista que en su vida jugo al fútbol y le pesa la barriga para ahora ir al estadio, después de 36 fechas se nota que el grupo el comercio y sus trabajadores siguen esperando que U Católica se caiga porque obvio las ventas y auspicios cayeron (EDITADO).

    Cuando Lanata habla incluso sin pruebas y argumentos e insulta el señor Ávila como presidente del club de fans aplaude pero Celici dice lo que piensa y hay que caerle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s