#YoPorquePuedo Tour, Día 1

El #YoPorquePuedo Tour empezó pisando fuerte. Azahares del destino provocaron que el primer tramo aéreo (Quito – San Salvador – México) lo haga en Clase Ejecutiva. No me pregunten por qué. Simplemente me dieron el pase a bordo y listo. No me dieron ninguna explicación y tampoco iba a pedirla.
La gran diferencia en Ejecutiva es el espacio. Mientras en Turista todo el mundo va cada vez más apilado, acá se guardan ciertas cómodas distancias. Sobre todo si no tienes compañero de puesto (como me pasó).
Desayuno con huevos y crepes de frutas, jugos, pan, mantelería y cerámica. Audífonos grandes, toallitas calientes y “Señor Ávila” por acá y por allá. El llamingo de San Roque llegó a Clase Ejecutiva.
20131230-100714.jpg

El viaje fue puntual y sin apuros. La gran sorpresa fue el aeropuerto de Comalapa (San Salvador), que se me hizo más grande, casi el doble, que Tababela. Arquitectura ochentona y murales históricos, como el de Monseñor Romero. Tiendas bien surtidas y enormes salas dedicadas a la revisión cuasi humillante de los pasajeros que vuelan a Estados Unidos.
20131230-101026.jpg

Ya en Ciudad de México, cambio moneda y busco un taxi. Hay una diferencia de 90 pesos (6.89 USD) entre una compañía y otra. Pudiera ir en metro o metrobus al hotel, pero no. Estoy cansado.
Me instalo en el hotel Sevilla. No había antes venido acá, pero el precio me convenció. Tiene algunos ‘peros’: no tiene wifi en las habitaciones de los pisos altos y no hay una estación de metro cerca. Pero está cómodo y limpio.
20131230-101528.jpg

Son las 14:00 y salgo a almorzar. Tacos, obvio. Acá no voy a venir a comer pizza o McDonalds. Voy a un puesto que conozco en el Eje Central donde pago 50 pesos por 5 tacos y una cola. 3,80 USD bastan para una buena comida, en medio de la vía pública y tras una fila enorme, que no se me hace larga porque el espectáculo de ver al tipo que prepara los tacos, su destreza con el cuchillo, me entretiene.

20131230-100648.jpg
De ahí, a deambular, ver vitrinas, reconocer calles atestadas de gente. Deben saber que en México el Día de Reyes (6 de enero) se celebra tanto como la Navidad.
Compras y multitudes que hasta las 23:00 horas repletan el centro. Tenía planificado ir a los toros y así conocer por dentro la Plaza más grande del mundo, la Monumental México, pero una siesta me detiene en la cama hasta entrada la noche. Luego, la cena y otro paseo. A las 23:30 voy a dormir, mientras veo ” Engordame”, el documental contra McDonalds.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s