#YoPorquePuedo Tour: La invasión de las empleadas filipinas en Hong Kong

En el 2010, había 284 mil 901 empleadas domésticas del sudeste asiático en Hong Kong. Representan no menos del 3% de la población y sus costumbres impactan en esta ciudad – estado. ¿De qué manera? Aquí trataré de explicar.

Se llama Josefina Peregrino y, contrario a lo que puede dar a entender su nombre, no habla español. Es filipina y tiene 24 años, 4 de los últimos viviendo en Hong Kong. En el puerto libre más grande del mundo, Josefina trabaja como empleada doméstica.

En el lobby del edificio del HSBC Banco es el epicentro de la reunión de las empleadas filipinas.

En el lobby del edificio del HSBC Banco es el epicentro de la reunión de las empleadas filipinas.

Su rutina no difiere de la del resto de sus compatriotas que trabajan en las casas de los ricos habitantes de la región. De lunes a sábado, desde el alba al ocaso, atienden a sus patrones, quienes las eligen entre varias agencias colocadoras o gracias a recomendaciones.

Así llegó Josefina a la casa de una familia cuyo nombre no me quiere revelar. No hace falta tampoco. Una tía que trabaja hace 20 años en Hong Kong la trajo y la ubicó en un departamento del privilegiado sector de Admiralty. Ahí, cuida que todo esté hecho un anís y que su sazón se imprima en cada plato del desayuno, almuerzo o cena.

Ella se siente afortunada de no tener que cuidar niños, por el momento. Es que su patrona está embarazada de tres meses y la preparación para tal acontecimiento está en curso.

Pero, mientras, disfruta sus domingos. El único día libre para las domésticas es gozado masivamente en las calles del centro de Hong Kong. Como no tienen residencia, tienden cartones en el piso y ocupan vías, parques, pasadizos, terrazas, subsuelos para sentarse a comer, beber, charlar. Pasar el rato lo más ameno posible, a fin de cuentas.

Algunas se dan cita desde el sábado en la noche, pero la invasión se hace pronunciada el domingo. Aparte del encuentro entre compatriotas y amigas, se juntan por afinidades tales como su región de origen y practican bailes típicos.

Ellas son oriundas de la región de Ilocos Norte y bailan música típica de su tierra.

Ellas son oriundas de la región de Ilocos Norte y bailan música típica de su tierra.

El punto básico de encuentro es el lobby del edificio del banco HSBC. El que en su momento fue el predio más moderno del mundo, alberga a estas mujeres y lo que podría ser un desierto se convierte en una fortaleza de cartón. Hay platos en el piso, servidos con adobo de cerdo y pollo, longannissa, menudo y pandesal, todas delicias típicas del archipiélago asiático que fue colonizado por España.

Ellas lucen sus mejores galas y presumen de la tecnología que en Hong Kong está al alcance de todos. Tabletas (la mayoría son Galaxy), teléfonos (Galaxy también) sirven para comunicarse con la familia en casa. Claro que la mejor forma de hacerse presente es con las remesas. Los locales de Western Union, Travelex y demás empresas del rubro tienen filas interminables que transforman los dólares hongkoneses en pesos filipinos y que en el lar natal ayudarán al sustento de padre, madre, hijos, esposos…

A la hora del almuerzo, la comida se reparten entre todas.

A la hora del almuerzo, la comida se reparten entre todas.

Josefina, 1,70 de estatura, cuerpo macizo sin un gramo de grasa, ojos rasgados y piel tostada, se ríe cuando le pregunto cuánto gana. Al final, se hace la loca y no me lo dice. Tuve que acudir a otras fuentes para enterarme que el sueldo promedio de las asistentes domésticas es de USD 1200 al mes. Según me dijo un empleado del Western Union del edificio Central Park (mole dedicada en sus pisos inferiores a esta clase de negocios), cada una manda entre 150 y 200 USD cada semana a Filipinas.

Al pie del edificio y del parque Statue Square están los negocios que aprovechan la invasión. Ropa, zapatos, chips de teléfono que ofrecen minutos gratis a cualquier ciudad filipina, periódicos gratis y demás son ofrecidos, al  parecer con suerte para los comerciantes.

Uno de tantos periódicos gratuitos dirigidos a las migrantes filipinas.

Uno de tantos periódicos gratuitos dirigidos a las migrantes filipinas.

Son las 20:00 y recién se empiezan a levantar. Dejan todo tal como encontraron. Más limpio, incluso. Solamente así se entiende que uno de los bancos más grandes del mundo les permita usar sus instalaciones. En grupo, se van en metro, tranvía, ferry a sus hogares. Para Josefina, ya es hora de pensar en el desayuno del lunes y en el planchado de las camisas de su patrón.

Anuncios

2 Respuestas a “#YoPorquePuedo Tour: La invasión de las empleadas filipinas en Hong Kong

  1. El fascinante subgénero periodístico de las crónicas… Interesante conocer detalles de otras culturas, espero los siguientes posts

  2. Wow es impresionante que unos de los mejores banco del mundo les preste sus instalaciones que sirvan de albergue a los filipinos seguramente por su cultura ellos deben mantener limpio y ordenado … Y vaya que es un estilo de vida diferente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s