“Valencia, el más rápido del mundo” o cómo vivir de las mentiras

Creo recordar cuál fue la primera mentira gobeliana que, a base de repetirla (retwittearla, que es lo mismo) cientos de veces se hizo verdad incontrovertible en ese mundo paralelo que son las redes sociales. Un día, hace un par de años, a alguien le dio por poner en boca de Pep Guardiola que “Antonio Valencia era el mejor volante lateral del mundo”.

Me sorprendió de entrada la declaración, pero no caí. Recuerdo que, esa mañana, me puse a buscar en los medios españoles tal declaración. En Sport, Mundo Deportivo, As, Marca, ABC, El País, El Mundo, 20 Minutos no había nada.

Mientras, en Twitter y Facebook las menciones se multiplicaban. Pero, aparte del link a la ¿noticia? de los portales ecuatorianos que asumían como cierto el hecho, no había nada más.

Averigüé a dos periodistas, de Mundo Deportivo y Sport, sobre si Guardiola había dicho tal cosa. Me lo negaron de plano.

Valga decir la verdad: el tema apareció primero en Inglaterra y luego rebotó acá. Para recordar…

Ese fue el preámbulo. Antonio Valencia, por su popularidad, es el anzuelo perfecto para que hordas de periodistas e hinchas incautos caigan en la red de vivarachos deseosos de incrementar las visitas a sus portales y sumar seguidores a sus cuentas de Facebook y Twitter. El segundo cuento fue más audaz. Apareció un “estudio de la FIFA” que decía que Valencia era el futbolista “más rápido del mundo”. Wow. Otra vez, el impacto. Pero esta estafa no resistía una mínima averiguación a las fuentes oficiales de la FIFA (que están al acceso de todos, como su web) y solita se iba a desvirtuar. No fue así. Otra vez, los  portales ecuatorianos se volvieron la caja de resonancia de una mentira sin pies ni cabeza. Acá las pruebas:

Y siguen firmas…

Sin embargo, siempre habrá alguien con cinco dedos de frente que se plantee una duda razonable. Y fue Bendito Fútbol que, sin necesidad de montar grandes operativos de investigación, terminó por desbaratar tal pachotada.

Lean acá:

ben

Una nota contundente, donde cita incluso dónde se realizó el “estudio”: una web de hinchas del Manchester United.

Esto pasó en octubre último. Parecía que todo estaba aclarado. ¡No! El tema reflotó hace unas tres semanas. Esta vez, los mismos portales ecuatorianos volvieron a hacerse eco de la misma mentira, que ahora estaba bendecida por su publicación en medios internacionales como el inefable diario Olé (cuya capacidad para deformar aún los hechos más nimios merecerá un análisis aparte), La Tercera de Chile y Mundo Deportivo de España.

Es decir, para algunos periodistas en Ecuador el exclusivo hecho de que una mentira aparezca en un medio internacional ya la hace verdad.

Y, otra vez, la burra al trigo:

¿Su fuente fue un link de la FIFA? ¿Tuvieron la versión de algún funcionario de esta entidad? No. Y mejor ni preguntar si explicaron cómo se hizo el estudio.

Y la epidemia se extendió esta semana. Otra vez “un estudio” decía que Barcelona tenía “la mejor hinchada de Sudamérica”
Acá la audacia era mayor. Se citaba a la consultora brasileña Pluri como la autora de este “estudio”, donde incluso se llega a decir que Barcelona “tiene un promedio de asistencia de 33 mil hinchas por partido”. Tal mentira no merece el más mínimo reparo.

Vayamos por partes. Pluri existe y se dedica a esta clase de estudios, sobre todo en el mercado brasileño. Esta es la lista de sus últimas investigaciones, donde no aparece ninguna sobre “La mejor hinchada de Sudamérica”. Obvio.

pluri

Y, claro, la mesa estaba servida para:

Entonces, ¿cuál es el afán de reiterar en “noticias” que no existen? Hay dos opciones:

A)     Los medios tienen periodistas lo suficientemente torpes como para dar paso a “hechos” que no están mínimamente sustentados, contrastados o comprobados.

B)      Los medios tienen periodistas lo suficientemente vivos como para dar paso a “hechos” que no están mínimamente sustentados, contrastados o comprobados.

Ambas, en cualquier caso, son abominaciones del oficio.

Yo no voy a dar clases de periodismo. No tengo autoridad. Tampoco me gusta cuando alguien se pone en plan de Pitufo Filósofo y cita autores, cátedras y demás coartadas para sentirse culto e importante. Lo que voy a decir lo hago en defensa de mi oficio, porque detesto que me crean idiota y porque me niego a creer que la gente en verdad es idiota.

He llegado a la conclusión que quienes sacan a flote estas mentiras, lo hacen en plena conciencia de que están divulgando algo que no es cierto, pero que da notoriedad y réditos.  ¿Por qué un portal como Studio Fútbol se va a reprimir de publicar que Antonio Valencia es el jugador más rápido del mundo, si eso les va a dar cientos de retwitts?

Esto es deshonesto. Es “crecer” a base de engaños y abusando de la buena fe de la gente.

Pero que los hinchas tampoco se hagan los inocentes. He llegado a una conclusión: al aficionado ecuatoriano le gusta la mentira. Se endulza tanto con “noticias” como estas, que se niega a creer que se pueda cuestionar.

Entonces, acá el hambre (de mentiras) y la necesidad (de mentir) se juntan y crean un provechoso negocio.

Yo, lo único que puedo decir es que existe la obligación de pedirle más a la prensa. Los hinchas están en su derecho y en su deber. Creo que nuestro medio debe evolucionar hacia una crítica y una vivencia más profunda de lo que es el fútbol. Creyendo que Valencia es el jugador más rápido del mundo o que Barcelona lleva 33 mil hinchas por partido no vamos a llegar a tal objetivo.

Anuncios

4 Respuestas a ““Valencia, el más rápido del mundo” o cómo vivir de las mentiras

  1. Me gusta mucho tu estilo periodístico, en realidad creo que los medios de comunicación ecuatorianos están muy lejos de una rigurosidad periodística legitima sobre todo a sus periodistas que en su mayoria o son hinchas y pierden credibilidad o por negocios no tienen la suficiente objetividad y una critica constructiva que aporte verdaderamente al debate. Estas “dulces mentiras” seguirán y los medios que las reproduzcan aumentarán probablemente por la limitada realidad de nuestro fútbol (a veces ciertas verdades nos duelen).

  2. Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez.

  3. Generalmente no comparto muchas de tus opiniones pero que gran verdad has tocado con tu artículo. Pienso que principalmente ese es el gran mal de las redes sociales. Las mentiras, los rumores se riegan más rápido que urgente y pasa en cualquier ámbito, no sólo en el deportivo. Me he tomado la molestia más de una vez de tratar de corroborar más de una historia en Facebook, de esas típicas de superación persona, para encontrar que son puras falsedades. Como tú, yo también me pregunto si es que la gente no se detiene, por lo menos un minuto, a dudar de la autenticidad de cada historia compartida. Mi primera y obvia conclusión es que la gente tiene pereza mental. La segunda, que tiene que ver más con tu artículo, es que la gente tiene la necesidad de aferrarse a es tipo de noticias para sentirse ganadora y apreciada. De ahí también vienen las historias del segundo himno más bonito del mundo, etc, etc.
    Por cierto, sigo al Manchester por Antonio Valencia y me alegro y disfruto cuando le va bien, pero tengo claro que sus logros son personales y no de todo el Ecuador.

  4. Parte de las exageraciones de la prensa, como las hazañas, los ídolos y más. Muy buen artículo estimado Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s