Archivo mensual: junio 2014

Brasil 2014 y las claves del octavo día

colivor
Colombia x Costa de Marfil

  1. Colombia hizo lo que yo pensé le iba a costar: superó la ausencia permanente de un jugador fundacional para su equipo. Esto es algo que los equipos latinos no lo suelen asimilar.
  2. Pero, ¿cómo no ser rebelde ante la adversidad de la ausencia del compañero? Y la mejor forma de hacerlo es en la cancha, con argumentos y libreto. Y eso ha hecho Colombia en estos dos partidos.
  3. Me preocupa la defensa, eso sí. Mario Alberto Yépes no tiene las revoluciones para contener a los más rápidos. Sufrió horrores ante los africanos, con las justas paró su bloque. Ojo para los octavos de final.
  4. Costa de Marfil demostró que es el mejor equipo africano, pero hay errores mínimos que siguen cometiendo sus jugadores y que, en estas instancias, cuestan. Sobre todo, en el campo defensivo.
  5. Con James Rodríguez, los colombianos tienen fútbol de sobra, como para cerrar el grupo con puntaje perfecto. ¿Se anima Pékerman a poner a Mondragón en el partido ante Japón y así lo lanza al récord?

Inglaterra x Uruguay

  1. La garra, actitud, voluntad, ñeque, como quieras llamarlo, no es nada si no existe una mínima calidad que te respalde. No es mejor el que más corre o el que más se lanza a los pies del rival. Es mejor el que ejecuta con inteligencia, mira la cancha con amplitud, socorre al compañero en desventaja.
  2. Dicho esto, paso a presentar mi admiración por Luis Suárez, uno de los tres mejores futbolistas del mundo actual. Su calidad está apuntalada en una entrega ilimitada, la que quedó en evidencia no ahora, sino cuando hace un mes empezó a rehabilitarse de la lesión que lo tuvo en silla de ruedas. Ese ñeque, el de ser profesionales verdaderos, es el que más se valora.
  3. Si está Suárez, también está Cavani. Sin la nombradía de su compañero, el jugador del PSG es el complemento ideal, el que da pie a la embestida, el proveedor.
  4. Pero… la defensa sigue recurriendo a la marca demasiado férrea, al recurso poco elegante para salir al frente. En ese aspecto, Uruguay no evolucionó. En el Mundial pasado, cuando Lugano moderó las patadas, todo les salió bien. Ahora, olvidaron el libreto.
  5. Me resisto a creer que Inglaterra sea tan inoperante. Algo debe pasar. Es el colmo que, en dos partidos, su ofensiva esté al nivel de los equipos de tercer orden. ¿No hay algo más?

Japón – Grecia

  1. Grecia es un equipo paupérrimo, su sola mención me irrita. No hace bien ni lo que alguna vez le resultó. Están donde se merecen.
  2. En cambio, me sorprende Japón, pero para mal. Les daba como candidatos al inicio del Mundial porque, necio yo, creí que habían asimilado años y años de crecimiento. No ha sido así.
  3. A estos dos equipos les espera, como merecido castigo, una eliminación sin atenuantes. No tienen nada que ofrecer y dudo mucho que se hayan guardado para el último partido.
  4. Ni siquiera las individualidades japonesas brillan. Inamoto, Nagatomo, Honda, no trascienden. Ni un solo acto de inconformismo, son parte de la misma masa.
  5. Este grupo se ha definido. Japón no le podrá ganar a Colombia y Costa de Marfil dará cuenta sencilla de los griegos.

¿Ecuador le puede ganar a Honduras?

honecu
La respuesta es afirmativa. Ecuador le puede ganar a Honduras. ¿Qué de nuevo habría? ¿Qué hazaña sería? Un cálculo previo al Mundial nos entregaba el dato de que ambas selecciones estaban parejas en este grupo, relegadas por el favoritismo de franceses y suizos.

Honduras viene precedida de un logro internacional que Ecuador hasta ahora no ha conseguido y que ha sido omitido. En los últimos Juegos Olímpicos de Londres 2012, el equipo que dirige Luis Fernando Suárez llegó a los cuartos de final, donde Brasil tuvo que pasar penurias para poderlos derrotar. De ese equipo que tan buen papel hizo, hoy quedan Maynor Figueroa, Andy Najar, Jerry Bengston, Luis Garrido, Roguer Espinoza.

Mientras Ecuador no ha podido llegar jamás a unos juegos Olímpicos (y, al paso que va, seguro que no llegará en un buen tiempo), Honduras ya se dio el lujo de ponerse a la altura de los más duchos. Y ni siquiera contemos la historia mundialista, donde los centroamericanos aparecieron 20 años antes que nosotros, aunque sin tanta suerte (no han ganado hasta ahora en tres ediciones).

Pero, por el otro lado, está una calidad individual al menos similar en el cuadro ecuatoriano. Los hondureños no tienen un jugador como Valencia, por más que Costly y Figueroa hayan llegado a instancias altas de la competencia europea. En el campo físico, hay una similitud de biotipo, mientras que en lo técnico, tras lo visto en el estreno del Mundial, Ecuador cuenta con algún recurso más, nada que haga la diferencia frente a su rival.

Concluyendo, en medio de tanta paridad, es factible que cualquiera saque la cabeza. Incluso, desde lo táctico se avecina un encuentro de ideas calcadas, en vista del vasto conocimiento que ambos técnicos tienen de su rival. Todo será posible. Pero, más allá de esta eventual victoria, habrá que pensar que de poco servirá si no hay un triunfo sobre Francia, el 25, en Río. Y ese es otro cuento…

Una victoria ante los centroamericanos alargaría la agonía de esperar un milagro para clasificar. La sola posibilidad de empatar ante Francia ya exigirá un rendimiento superior al mostrado hasta hoy. ¿Será posible evolucionar tanto en tan poco tiempo?

Brasil 2014 y las claves del séptimo día

maraca

Australia x Holanda

  1. Fue más apretado de lo que se creía. Por un lado, las ambiciones holandesas bien definidas y planteadas desde el minuto inicial. Por el otro, un equipo que se nota en proceso de formación (7 de los 11 de hoy jugaron frente a Ecuador, en marzo).
  2. La capacidad de respuesta de los holandeses, su rebeldía automática, debe ser reconocida como una de las características históricas del fútbol de este país. Eso se puso a prueba en el partido, con resultados satisfactorios para la Naranja Mecánica.
  3. Los australianos apuestan a un fútbol físico y a la individualidad de Cahill. Es seguro que este será su último Mundial. ¿Hay alguien de su calibre para reemplazarlo?
  4. Robben se está erigiendo, a la espera de qué más puedan hacer Messi, Muller, Ochoa, en la figura de este Mundial. El tipo está en todas, no renuncia a la lucha, ordena, busca el gol. Solamente le falta tapar.
  5. La clasificación holandesa es el premio al equipo que mejor supo aprovechar los defectos de su rival, puntal básico de cualquier victoria bien engendrada.

Chile x España

  1. Es una sorpresa. Un resultado poco esperable, al tenor de los antecedentes de ambos equipos. Era arriesgado apostarle a Chile, antes del partido.
  2. Pero esta derrota termina por comprobar que este Mundial marcó el final de una etapa del fútbol español que empezó en el 2008, que se mantuvo a base de títulos y un juego que satisfizo al Mundo. Nada de eso hay ahora.
  3. Los antecedentes de esta caída estaban dados en la Copa Confederaciones y en algunos episodios de la eliminatoria (ese empate con la inexpresiva Finlandia de local, por ejemplo). Algún día tenía que pasar. Y ya pasó.
  4. España se anquilosó, no sacó jugadores nuevos, nadie evolucionó y, para colmo de males, sus únicas proyecciones serias (Costa y Alcántara) se lesionaron. Todo confluyó para este final.
  5. Chile es la muestra más elocuente de que la motivación, la actitud, son poco si no están mezcladas con enormes dosis de talento. Un equipo motivado, pero torpe y sin brillo, acaba cayendo. Si a Vidal, Aranguiz, Medel les funciona la actitud es porque también cuentan con capacidad futbolística.

Croacia x Camerún

  1. A estas alturas, ya es oficial la caída espantosa que ha tenido el fútbol africano. Entre Costa de Marfil, algo que intenta Ghana y el resto hay un abismo casi insubsanable. Sudáfrica, otrora protagonista, ni siquiera clasificó. Nigeria es un equipo insípido, en comparación a los que supieron tener en los años 90 y el fútbol del Magreb es inexistente. ¿No que íbamos a tener “un campeón mundial africano” al inicio de este siglo?
  2. Esta Croacia recupera el espíritu eslavo, aquel que volvió a Yugoslavia un rival respetabilísimo en los años 80 del siglo pasado. Aparte de calidad individual, hay un mecanismo colectivo válido, útil.
  3. Este resultado dejó como consecuencia que el lunes 23 viviremos una mini final entre México y los croatas. Un partido electrizante, parejísimo entre dos equipos que vinieron a hacer su lucha en este Mundial.
  4. ¿Se puede pronosticar algo? Creo que la calidad individual de los croatas es superior. Hay más cracks que en México, pero de todas maneras será parejo y vibrante.
  5. En otros mundiales, Sudáfrica 2010 por ejemplo, hubo que esperar a cuartos de final para, recién, ver algo parecido a lo que hoy hemos visto en cuanto a emociones. El fútbol se ha recuperado, agradezcamos esto.

Brasil 2014 y las claves del sexto día

Mex

Argelia x Bélgica

  1. Otra vez, de entrada, me dio algo de recelo. Uno de mis favoritos se andaba cayendo por obra y gracia de la falta de cohesión. A ratos, Bélgica parecía un coro que tenía a Pavarotti, Pedro Vargas, Caruso y José José, pero que cada uno cantaba por su lado.
  2. Pese a que ganó, me quedé preocupado porque el ensamble belga llegó recién en los 20’ finales. No sé si por el gol o por la debilidad del rival.
  3. No logro entender por qué no entró Marouane Fellaini desde el comienzo. Con él, todo fue mejor.
  4. Bélgica ganó y se encamina a ser el mejor de este grupo. Si se logra ensamblar, estará peleando por llegar dentro de los 8 mejores, la verdadera élite del torneo.
  5. El fútbol magrebí está semicomatoso. Argelia fue poquísimo y nada. Marruecos y Egipto están muertos, Libia desaparecida del mapa.

Brasil x México

  1. Esperaba que México sea un hueso duro, pero al nivel de que no permita un resultado amplio. El equipo de Miguel Herrera fue más allá del deber e hizo un partido decoroso.
  2. Brasil perdió presencia en el ataque sin Hulk. Si bien es cierto este jugador es una versión algo más refinada de Felipe Caicedo, su sola aparición provoca sofocones en las defensas rivales. Sin él, México la tuvo más fácil.
  3. El equipo local está comido por los nervios. Honestamente, creo que esas lágrimas de Neymar antes del partido no son “sentimiento”, sino la liberación parcial de muchas presiones. Es que, al parecer, si Brasil queda afuera, se incendia todo. Y no veo un líder en el equipo como para capitalizar eso. No hay Cafú, Romario, alguien con personalidad fuerte.
  4. Lo de Guillermo Ochoa fue inconmensurable. 10 sobre 10, definitivo, decisivo, contagió a sus compañeros. Con un arquero así, todo equipo se edifica bien.
  5. Brasil, finalmente, clasificará. Camerún no podrá hacer mucho. Y México va a jugarse su suerte ante otro cuadro duro: Croacia. Al final, los aztecas se impondrán.

Corea del Sur x Rusia

  1. Iba ya por el bulgoggi, el bibimbap y el kimchi para celebrar la victoria coreana, pero finalmente Rusia lo empató. Justo resultado para un partido muy parejo.
  2. Temo que Corea, al contario de Japón, haya llegado a su techo. Desde hace cinco mundiales que vienen corriendo cada vez más, resistiendo, pero sin tanto fútbol como para tomarlos en serio.
  3. Rusia tiene un equipo avezado, con un técnico sabidísimo. Sin embargo, fue superado a ratos por un rival sin tanto brillo que digamos.
  4. Fue, después del Nigeria x Irán, el partido más aburrido de todos. La emoción que salvó todo fue el error del papayero arquero ruso, que algo de alegría le dio al cierre del partido.
  5. Corea y Rusia pelearán el segundo lugar de este grupo. Igual, a ninguno le veo arrestos como para superar a Bélgica.

Brasil 2014 y las claves del quinto día

Alemania x Portugal

ALEPOR

  1. Sucedió lo que temíamos: que Cristiano Ronaldo no gravite, debido a sus problemas físicos. Sin él, Portugal pasó desapercibido y anémico, sin nada para sorprender. Nani se conformó con ser un acompañante tibio. Y así de mal les fue.
  2. Alemania es, ha sido y será candidato. Es el equipo más regular de la historia de los Mundiales, el rival a temer. Y no sabe perdonar. Al finalizar el primer tiempo, ya había liquidado el partido.
  3. Thomas Muller va camino, junto a Benzema, Neymar o Messi, a pelear el trono de este Mundial. Lo que más me gustó es su posición al final del cotejo, un discurso donde invita a seguir luchando y a minimizar su actuación personal. Un crack.
  4. La diferencia en contra le va a complicar a Portugal. Deberá ganar en su próximo partido (frente a Estados Unidos) de manera convincente, algo que creo poco probable.
  5. Con Pepe ahora se comprobó que el Mundial no es para jugadores con exceso de revoluciones. Una expulsión te puede hacer perder el partido o hacer más dura tu derrota.

Nigeria x Irán

  1. En teoría, este iba a ser uno de los partidos menos interesantes de la primera etapa. Y no defraudó las expectativas previas. El peor partido de la Copa del Mundo, hasta ahora.
  2. Pese a que Nigeria es campeón africano vigente y todos sus jugadores titulares actúan en Europa, no mostró nada diferente. La verdad, el nivel de los equipos africanos ha sido, hasta ahora, pobre.
  3. Irán, sin individualidades destacadas o jugadores actuando en la alta competencia, demuestra cómo la sociedad termina por proyectarse en el fútbol. Un pueblo triste y oprimido como el iraní no puede tener mejor representante.
  4. Carlos Vera tuvo un desempeño correcto. ¿Cómo se va a hacer problema frente a dos equipos sin mayores argumentos? A la final, sacó su primera tarjeta al minuto 83.
  5. Al final, creo que hay envidia. Al menos, y pese a jugar tan feo, ambos equipos se fueron con un punto. Otros que lucharon “con actitud” se quedaron en cero.

EE. UU. x Ghana

  1. Parece que Estados Unidos va a cosechar los frutos de un proceso que se inició hace 25 años. Ese tiempo cuesta llegar a la élite, sin descuidar detalles y entendiendo que, en el trayecto, te puedes tropezar.
  2. Si hay una selección llamada a ser sorpresa en el Mundial esa es EE. UU. Su nivel, tanto en la eliminatoria como en la fase preparatoria, lo puso apenas debajo de los grandes y favoritos eternos.
  3. Los norteamericanos extrañaron a Donovan, porque les faltó algo más de calidad en ofensiva, fue un partido demasiado parejo, cuando EE. UU. lo pudo definir sin tanto apuro. ¿Pesará la ausencia de Altidore? (lesionado en este partido)
  4. Ghana es el mejor equipo africano. Tiene esa calidad desde que en el Mundial pasado llegó a cuartos de final. Hoy demostró algo de eso.
  5. Si CR7 sigue en la misma onda de hasta hoy, dudo mucho que Portugal pueda ganarle a EE. UU.

Brasil 2014 y las claves del cuarto día

PER
Ecuador x Suiza

  1. Era el resultado más esperable. Suiza siempre fue favorito, por antecedentes, por historia, por calidad individual y colectiva. Si acá se vendió otra cosa, que se hagan cargo de esas mentiras los que creen que el periodista debe ser el Public Relations de la Selección. Suiza es uno de los equipos más duros de Europa, que se da el lujo de tener en la banca a un defensa experimentado como Phillipe Senderos, solamente por citar un ejemplo.
  2. Ecuador no empezó mal, pero su dominio inicial se debió, sobre todo, a la entrega, a la “garra”. Felipe Caicedo chocaba, pero no tenía opciones de gol. En el medio campo, Christian Noboa lanzó pelotas interesantes, casi se convirtió en media punta, pero no cumplió con su función. Y así todo se fue desvirtuando.
  3. El gol de Énner Valencia fue producto de una inspiración individual. No respondió a una concreta superioridad de Ecuador.
  4. Si durante la eliminatoria y la etapa preparatoria los errores defensivos fueron interminables e incorregibles, era difícil creer que todo se iba a solucionar por obra y gracia de la “garra” y la “motivación”. Las fallas de Domínguez, Guagua, Erazo… parten de un proceso de formación defectuoso y que, al parecer, poco importa.
  5. Antonio Valencia ha sufrido críticas exageradas. No fue un factor ofensivo porque, simplemente, se dedicó a subsanar los enormes huecos que la contención ecuatoriana dejaba. Por muy solidario, Valencia perdió su línea futbolística habitual.
  6. Fue duro verlo a Ecuador con la ventaja a favor y sin saber cómo mover el partido. Por eso es que Suiza empató enseguida, tras el descanso. Porque no existió decisión, porque todo fue a medias tintas entre mantener el empate o buscar la victoria. Y esa indecisión vino desde el director técnico.
  7. La jugada que genera el primer gol de los suizos es dramática. Erazo a dos metros del delantero, Gruezo persiguiendo a la nada y Domínguez atornillado a la línea de gol. Esta clase de equivocaciones van a seguir acompañando al equipo por los próximos años.
  8. Y la del segundo gol, ni se diga. Arroyo se queda esperando que piten un penal que no hubo. Cuando reaccionó, los suizos ya estaban en media cancha. Fue un contragolpe letal, de aquellos que hieren de muerte a defensas lentas como la de Ecuador.
  9. Hay un dato determinante. Ecuador es capaz de hacer goles solamente dentro del área rival. ¿Y si se cierran las compuertas, como pasó ayer? No hay nadie con verdadero poder en su remate de media y larga distancia.
  10. Felipe Caicedo no tiene el estado físico ideal para un desafío de alta competencia. Choca y eso llena la vista de la gente, pero no es un jugador a temer para los rivales.

Honduras x Francia

  1. Otro resultado predecible. No cabía otra opción que esperar la victoria de Francia frente a un equipo notoriamente inferior en todo sentido.
  2. Karim Benzema, sin estar dentro de los grandes candidatos al estrellato, asomó con un estilo excluyente, que habrá que esperar si sirve o no para opacar la ausencia de Franck Ribéry.
  3. Francia es fortaleza ofensiva, un medio campo exuberante (Paul Pogba) y una defensa firme, con Varane como elemento principal. En el arco, Lloris es garantía-
  4. Honduras mostró lo que se conoce: la fortaleza física de sus elementos, la velocidad y algo de fútbol, insuficiente para hacerle cosquillas a Francia.
  5. El grupo se definió ayer. Ecuador no tiene cómo inquietar a Francia. Suiza no tendrá problemas para resolver su situación ante Honduras.

Argentina x Bosnia

1. Era fácil esperar que Argentina salga a demoler a su rival. No fue así. Aparte de que Bosnia jamás resultó presa fácil, los argentinos tampoco se esmeraron en acelerar.

2. Que los argentinos se hayan encontrado con un gol de entrada, producto de la falla del rival, ayudó a bajar la espuma. Administraron la ventaja y fueron cicateros con el fútbol.

3. Argentina se mostró, a ratos, sin la presión de hacer algo mejor, sin ambiciones. Eso les baja prestigio. Sus nombres, sobre todo el de Messi, dan para esperar algo más.

4. Cuando la ventaja era demasiado insuficiente, Messi llegó e hizo algo de lo suyo. Bastó eso, solamente, para tener al mundo hablando de él.

5. Bosnia no fue un equipo sencillo, sobre todo porque buscó el empate, incluso con dos goles abajo. Será, seguramente, un rival superior a Nigeria e Irán.

Brasil 2014 y las claves del tercer día

Colombia x Grecia

ColGre
1. Evidentemente, Colombia tuvo más fútbol para vencer a los griegos
, acaso el equipo más turro de Europa. Las diferencias fueron notorias de entrada. Por un lado, inquietud y deseos de triunfo; por el otro solamente aburrimiento.

2. Colombia lidió bien la ausencia de Radamel Falcao García. Ni se sintió que alguien tan importante esté ausente. Hubo juego ofensivo de todo gusto y color y, si se liberó de esa dependencia particular, puede llegar a más

3. José Pékerman ha creado, en cosa de dos años, un equipo disciplinado pero chispeante. Ordenado, pero improvisador. Un mérito enorme.

4. En lo defensivo, Colombia no estuvo a prueba. Grecia, en el mejor de los casos, llegó dos veces al arco de Ospina. Será de ver qué pasa en los siguientes partidos frente a rivales de mejor calibre ofensivo, como Costa de Marfil.

5. De Grecia nada se esperaba y cumplió. La apatía y pobreza de los europeos los pone en un lugar merecido.

Uruguay x Costa Rica

cosuru
1. Esta sí fue una sorpresa. Por más que Uruguay no tenga opciones frente a Inglaterra e Italia, al menos era de esperarse que supere a un equipo centroamericano, en teoría, inferior. ¿Inferior? Para nada. Así se demostró.

2. A Uruguay le pasa lo mismo que a España: en cuatro años no muestra nada nuevo. Es casi el mismo equipo del 2010 que, por accidente de la historia, acabó en semifinales. No hay una sola aparición, falta renovar.

3. En cambio, a Costa Rica le hizo bien el pasar desapercibida. Es un equipo bien armado, al estilo de la disciplina táctica de Jorge Luis Pinto. Pero hay factores diferenciadores, como Joel Campbell, la figura.

4. Ahora, la faena de hoy será difícil de superar para los centroamericanos. Si quieren clasificar, deberán ganar uno de los dos partidos que viene. Inglaterra y, sobre todo, Italia, no son Uruguay. Va a ser muy complicado, pero ya hicieron su Mundial con esta victoria de apertura.

5. Veo en Uruguay, primero, una dependencia de lo que pueda hacer el lesionado Luis Suárez. Luego, un regreso a esa vaina de la “garra”, que parecía superada. El primer expulsado del Mundial fue un uruguayo. La leyenda, lamentablemente, continúa.

Inglaterra x Uruguay

itaing
1. Brasil 2014 nos está demostrando que, para ver buenos partidos, no hace falta esperar cuartos de final, semifinales o final. La demostración de ingleses e italianos fue propia de una instancia así. No importó ni el calor, ni otro detalle mínimo. El fútbol ganó.

2. Italia no podía caer más bajo después de lo del 2010. Y parece que así lo asumió Cesare Prandelli, quien en cuatro años ha logrado una mixtura interesante: el estilo histórico defensivo + soltura y creatividad.

3. Mientras para la mayoría de jugadores los años encima son una condena, a Andrea Pirlo parece que le sientan mejor. Su experiencia es valiosa, no es un líder gritón ni valiente. Es un pedagogo con el balón en los pies.

4. Antes del partido, un amigo me decía: “van a jugar el catenaccio frente a la incapacidad”. No fue así. Inglaterra, pese a carecer de una vanguardia pesada, hizo un partido muy parejo, sin concesiones.

5. Estos equipos se jugaron ayer el liderato del grupo. Italia será primero, mientras lo que tiene Inglaterra (que no es poco, sobre todo en el fondo) bastará para clasificar. ¿Luego? Los italianos avanzarán más.

Costa de Marfil x Japón

civjap
1. Este resultado me dejó preocupado. No vi en Japón ese crecimiento que esperaba. Por el contrario, me sorprendió ese conformismo después del primer gol. En ese sentido, no los veo con la ambición que ya deberían tener.

2. El partido fue una clase de preparación física. Dos equipos corriendo, de principio a fin, sin concesiones. Jugadores que hacen 15 kilómetros y que, más allá de obvias huellas de esfuerzo, no se muestran impactados.

3. Por momentos, sobró músculo y sprint, pero faltó fútbol. Fue, junto al Chile – Australia, uno de los partidos de más bajo nivel, con baches prolongados.

4. Incluso, cuando Costa de Marfil volcó el resultado a su favor, Japón no mostró rebeldía ni vértigo. Fue superado notoriamente por su rival.

5. Drogba está en el banco. Sale y su equipo mejora y gana. Ese es el peso de los grandes nombres.