Tokio: la vida corre de estación en estación

gGoxUD04

Señalética digital, estación Shibuya (Tokio)

Tokio se mueve sobre rieles. En una ciudad donde los taxis cobran pequeñas fortunas y los autobuses son infrecuentes, no queda otra alternativa que el tren normal y su variante subterránea para desplazarse.

Es posible llegar a todo punto de la capital japonesa gracias a su sistema ferroviario. Como ahí las calles no tienen nombres, la cercanía de determinada estación de tren o metro resulta vital para ubicarse, encontrarse y hallar orientación.
Hay estaciones de tren/metro gigantescas, como las de Shibuya, Shinjuku o Ikebukuro que son verdaderas ciudades subterráneas, en cuyos pasadizos se puede pasar un día entero sin terminar de ver todo lo que hay. Restaurantes, comercios, supermercados, enlaces a grandes tiendas, escaleras eléctricas, en fin, se multiplican.
El transporte por esta vía no es sencillo de comprender a la distancia. Pero, con algo de mundo a cuestas y si ya estás ahí, no vas a tener problemas. Para empezar, el metro de Tokio lo operan dos compañías: Tokio Metro, que tiene a su cargo 9 líneas, y Toei con 4. Es el mismo sistema subterráneo, pero operado por empresas distintas. Si no te quieres hacer lío, están a la venta tarjetas diarias de 1000 yenes (USD 8) que te permiten usar ilimitadamente los servicios de ambas compañías. Es lo más recomendable.
IMG_20160101_090431

Boleto válido por un día de viajes ilimitados en Tokio Metro y Toei Metro, cuesta USD 8.50.

Hoy, que tenemos Google Maps, que nos dice cómo llegar de un punto a otro a pie, carro, bus, tren, metro y demás, es papaya ubicarse y saber qué dirección tomar. Sin embargo, si no cuentas con esta facilidad vas a tener que utilizar la señalización propia del metro para desplazarte. Si prestas atención, sabes códigos mínimos como aquel que dice que cada estación se identifica por el nombre de su línea y un número (por ejemplo, la estación de metro Ginza será en la línea Hibiya la H-9, la que viene después en esta misma línea, la estación Tsukiji, será la H-10 y así…) pues no te harás problema.
IMG_20160102_090607

Entrada estación Ikebukuro, de la línea Maronouchi. Esta estación también sirve a las líneas Yurakucho y Fukutoshin.

Aparte, hay empleados muy serviciales que, ante cualquier muestra de desconcierto que vean, sabrán acudir con un sosiego y un mapa.  El sistema empieza a correr desde muy temprano (tipo 05:00) y el último metro sale, por lo general, antes de las 00:30.
-C4cdouR

Símbolo a la entrada de una estación de metro (Tsukiji, me parece) en Tokio.

0WWo5cs9

A la espera del metro, en la estación Shibuya. Nótese las barreras y las puertas, para evitar cualquier accidente.

3nHFn2aH

Interior del metro.

El tren es algo parecido. La principal línea urbana en Tokio es la línea Yamanote, que hace un recorrido circular. Todos los puntos importantes y turísticos de esta ciudad (salvo el barrio de Roppongi) se encuentran servidos por una estación de esta línea, acaso la más recurrida. La opera JR (Japan Railways), la empresa más importante del rubro.
Es que, tal como pasa con el metro, hay varias empresas en la operación de diferentes líneas. Todas privadas, que generalmente acuden al servicio de los amplios, amplísimos suburbios de la ciudad más grande del mundo. En cuanto a mi experiencia, en esta ocasión me tocó usar la línea Ikebukuro de la empresa Seibu.
Toda estación tiene un andén diferente para cada empresa, así como también diferentes torniquetes y controles de acceso. Debes tener sentido de orientación bien afilado, prestar atención a las señales porque puedes darte con la mala noticia de que en lugar de tomar un tren que debía parar en la estación que necesitabas, agarraste un expreso que no para hasta el final, a cientos de kilómetros de donde estabas.
b7yrIUML

Señalética de las líneas de JR. En rojo, la estación donde te encuentras. El número que acompaña cada estación es el precio en Yenes que te cuesta llegar hasta allá.

El precio, tanto del metro como del tren, depende de la distancia que recorras, a menos que compres una tarjeta que te sirva para viajes ilimitados por uno, dos, tres días, que no están disponibles en todas las líneas (sí para las más importantes).
h0VeFqF6

Interior ala norte de la estación Tokio. Es una de las pocas edificaciones antiguas de la ciudad.

Hay máquinas con pantallas táctiles que indican las estaciones, eliges la que necesitas y depositas el dinero. A la salida, debes validar el boleto, lo depositas y se te abre el torniquete. El viaje entre la estación Ikebukuro y la estación Ekoda de la línea Ikebukuro Seibu costaba 180 yenes, USD 1,50. Era un trayecto que pasaba por dos paradas, cosa de 10 minutos de trayecto.
Sin excepción, los trenes son impecables, limpísimos. Una norma de la etiqueta japonesa considera de mala educación hablar por teléfono dentro de los vagones y, si quieres un silencio sepulcral, hay vagones dedicados a ello. La gente prefiere leer o concentrarse en sus teléfonos o tablets durante el viaje. Claro, otro “entretenimiento” es dormir. Nadie come, nadie bebe.
IMG_20160101_001101

Interior del tren de la línea Seibu Ikebukuro, a una hora impublicable (pasada la medianoche).

Va a sorprenderte, si lo llegas a ver, el trato que existe entre los empleados de las empresas ferroviarias. Existen auténticas jerarquías y no era inusual ver a los miembros más jóvenes cuadrarse frente a los más antiguos cual soldados. Todos, claro, uniformados de manera impecable.
kae8uURW

Fachada de la estación Tokio. De adentro salen los trenes bala a los puntos más alejados del país.

Y el Shinkansen, el tren bala de larga distancia, debe ser un espectáculo. No lo ocupé, pero si utilicé uno de mediana distancia, de la línea Keisei, entre el aeropuerto de Narita y la estación Nippori, y viceversa. Fueron 60 kilómetros en 35 minutos.
IMG_20160102_155318

Tren rápido Nippori – aeropuerto de Narita.

Anuncios

3 Respuestas a “Tokio: la vida corre de estación en estación

  1. Muy bueno, de esos lugares que se deben conocer sí o sí, por cierto para obtener la visa se necesita (además de lo que piden todas) una invitación formal?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s