Archivo de la etiqueta: historia

El falso mito del ‘éxito’ de Chiriboga en la FEF

Chiriboga no ha logrado ningún título oficial con Ecuador. Cuando presume de sus logros, se puede entender lo contrario (Foto El Comercio)

Chiriboga no ha logrado ningún título oficial con Ecuador. Cuando presume de sus logros, se puede entender lo contrario (Foto El Comercio)

El bombardeo publicitario ha sido constante. La Federación Ecuatoriana de Fútbol, cada vez que tuvo la oportunidad, no ha escatimado adjetivaciones para definir a la administración de Luis Chiriboga como una suerte de conducción papal infalible, fuente inagotable de triunfos y lauros.

Lo cierto es que como dice estas notas que publiqué en UN,  las vitrinas de la FEF siguen tan vacías como antes. No hay un solo logro consagratorio que atribuirle a la conducción dirigencial, en el supuesto caso que ella sea la responsable de hacer goles, evitarlos, plantear el equipo y demás actos que corren por cuenta de jugadores y técnicos, actores verdaderos del espectáculo.

Uno lo lee a este señor y creerá que Chiriboga ganó más que Vittorio Pozzo y Zagalo juntos.

Uno lo lee a este señor y creerá que Chiriboga ganó más que Vittorio Pozzo y Zagalo juntos.

Nada más gráfico que los números para valorar una gestión. Y recurrí al recuento de TODAS las competencias OFICIALES que enfrentó la administración Chiriboga, desde 1999.

Para mi análisis he tomado datos estadísticos de los siguientes torneos

Sudamericanos Sub 15: (2005, 2007, 2009, 2011, 2013)

Sudamericanos Sub 17: (1999, 2001, 2003, 2005, 2007, 2009, 2011, 2013)

Sudamericanos Sub 20: (1999, 2001, 2003, 2005, 2007, 2009, 2011, 2013)

Mundial Sub 17: (2011)

Mundiales Sub 20: (2001, 2011)

Copa América: (1999, 2001, 2004, 2007, 2011)

Eliminatorias al Mundial: (2002, 2006, 2010, 2014)

Mundiales: (2002, 2006, 2014)

Preolímpicos: (2000)

De acuerdo a este recuento, bajo la actual regencia federativa, las selecciones oficiales de Ecuador han jugado 234 partidos.

Detallo por competencia

Sub 15

Sub15

El saldo de efectividad en esta categoría es de 39%.
De repente, esta ha sido la divisional que menos notoriedad ha tenido, pese a que por ahí pasaron técnicos como Xavier Rodríguez y el mismo Sixto Vizuete.

Sub 17

Sub17
La única clasificación mundialista en esta categoría se logró en casa (2011), aparte de casos tan infames como el de los ‘Muertos Vivos’.  El rendimiento llega a 37,5%

Sub 20

sub20
Acá, fuera de lo futbolístico, se registraron hechos penosos, como las agresiones a dirigentes y el técnico Hugo Gallego. Dentro de este marco, el rendimiento es del 28,8%.

Mundiales Sub 17 y Sub 20

Sub2017
A los dos mundiales Sub 20, Ecuador accedió porque el torneo clasificatorio permitió un cupo más para los equipos de la Conmebol. Hay un único Sub 17, al que se llegó jugando de local la eliminatoria. Rendimientos del 50% en Sub 17 y 33% en Sub 20.

Copa América

America
La gran deuda histórica. Cuando la FEF habla de su “calidad” y “competencia” en el fútbol, parece que obviara el desastroso trabajo de las selecciones en el más importante torneo de selecciones en el continente. Los números son dramáticos, al igual que los datos puntuales: hace 13 años Ecuador ganó su último partido en Copa América (en Barranquilla, 4-0, sobre Venezuela). Hay un empate (0-0, con Paraguay, en Argentina 2011) y 13 derrotas. ¿Esta marca hace “quedar supremamente bien” al fútbol ecuatoriano? El rendimiento es un insuficiente 8,8%, como para perder el año.

Eliminatorias

Elim
La competencia que le salva los muebles a la FEF, por una razón sencilla: la mitad de los partidos se juegan en la altura de Quito, un medio al que la Selección le sabe sacar provecho. Y eso, precisamente, queda explicado en los números, porque Ecuador tiene un 50,95% de rendimiento en premundial, la tasa más alta en todas sus competencias.

Mundiales

MUNDIALES
En la máxima competencia se ha hecho lo que buenamente se puede, no hay hazañas. Los octavos de final son el techo máximo al que se pudo aspirar, en un momento. Rendimiento del 43,3%

Preolímpicos

Otra tara histórica del fútbol ecuatoriano. Junto a Bolivia, la Tri es la otra Selección de América que nunca pudo clasificar al más antiguo torneo intercontinental de fútbol. No tomo en cuenta para esta estadística este torneo, pero igual consigno lo imposible que fue clasificar a cuatro olimpiadas.

El gran total

TOTAL
El gran porcentaje de rendimiento de la Selección entre 1999 y 2014 es…

PerTreinta y ocho por ciento. Prácticamente un punto de cada tres en disputa ¿Es una efectividad para proclamarla a los cuatro vientos?

¿Es un índice del cual sentirse orgullosos?

No. Es la demostración de “triunfos” o “logros” que solo existen en la mente megalomaniaca de la dirigencia.

¡Cuánto bien nos vendría un baño de verdad!

 

 

Anuncios

La radio deportiva en AM está condenada a morir

Media historia de la radio quiteña está en esta foto. Carlos Machado y Alfonso Laso, dos estilos opuestos, dos mercados distintos. Lìderes igual. Desde que ellos se fueron, nada fue igual.

Media historia de la radio quiteña está en esta foto. Carlos Machado y Alfonso Laso, dos estilos opuestos, dos mercados distintos. Lìderes igual. Desde que ellos se fueron, nada fue igual. (Foto Últimas Noticias)

Voy a hablar de lo que viví. Cuando entraba al Atahualpa, allá a finales de los 80, varios eran los que no tenían su radio de transistores en las orejas. No faltaban, claro está, los más afrentosos que cargaban en el hombro grabadoras de bailarín de breakdance. Esos, juro que la memoria no me traiciona, eran generalmente auquistas.

De esos transistores o grabadoras salían básicamente dos voces: la de Alfonso Laso y la de Carlos Efraín Machado.

Cada quien tenía su público. A Don Carlos lo escuchaban casi todos –por no decir todos- los que tenían grabadoras gigantes. Eran los más ruidosos y el relato pícaro del jefe de Nueva Emisora Central se podía seguir varios metros a la redonda. Era la gente del sur, las clases populares, los comerciantes, los choferes.

El público de Don Alfonso pertenecía a esa austera clase media-alta quiteña. Los profesionales del sector público que vivían de la avenida Patria hacia el norte, los estudiantes universitarios. Los liguistas que ya poblaban la general noroccidente tenían el radio al oído con la señal de Radio Quito.

Mi papá era medio disidente. Primero, porque cuando íbamos al fútbol (tripletas sabatinas, por lo general) no escuchábamos la radio y si queríamos saber algo lo oíamos en algún parlante de las cercanías. Segundo, porque él no seguìa ni a Laso ni a Machado y para las programaciones diarias de medio día, las que oíamos en el auto cuando me iba a retirar a la escuela, prefería Tarquideportes.

¿Fútbol en Frecuencia Modulada? Una aberración para la época. La FM estaba dividida entre los románticos de Onda Azul, los rockeros y nevoleros de La Bruja, los cultos de Radio Bolívar y los informados de Radio Centro. ¿Deportes? Apenas intentos aislados de informativos pequeños, pero ni soñar en transmisiones ni programaciones.

El cambio

Esa puja Laso – Machado fue excluyente hasta mediados de los 90. Pese a que Don Alfonso salió de Radio Quito y pasó por Hoy La Radio y Radio Colón hasta establecerse en La Red, su puesto de privilegio nunca estuvo en duda. Mientras, Don Carlos seguía siendo amo y señor en Central, que era una radio tan hegemónica que muchas veces las entradas para el fútbol las podías comprar ahí. Recuerdo haberme fugado del colegio, caminar tres cuadras y hacer cola en la Roca 331 y Seis de Diciembre para buscar un boleto puesto mi calentador verde y amarillo.

Ese 1995 es muy especial para mí. No recuerdo otro año como ese, repleto de peras que me eché para ir al estadio al medio día. Recuerden que, entonces, los partidos de Copa Libertadores se jugaban al medio día en el Atahualpa. No me fugaba solito, éramos unos 10 los que lo hacíamos.

Ni siquiera como periodista recuerdo haber visto tanto fútbol como en el trienio 1995-1998. Y parte de esa motivación, lo confieso, fue haber descubierto una señal en FM que transmitía el fútbol: era Radio América 104.5.

Al frente de ese grupo estaba el inefable Óscar Portilla, quien ya tenía nombre propio por entonces. Había voces jóvenes, como la de Giovanny Cárdenas, Luis Miguel Baldeón, Fernando Baird y otros que le aportaron un baño de frescura al estilo clásico de la AM. Sin duda, ahí comenzó una nueva época.

Tras la incredulidad inicial, el fútbol en FM empezó a tener voz propia. El mismo Laso trasladó ahí su radio propia, donde su éxito coincidió con la caída en desgracia de Portilla, tras el incidente en Francia 1998. Para esa época, hasta la CRE de Guayaquil, emisora que demoró 4 décadas en volverse nacional, entró a la capital en Frecuencia Modulada.

La tecnología

Quito es una ciudad mecida entre montañas, con cerros en el mismo centro. “Oh, que descubrimiento”, dirán ustedes. Pero este evento geográfico tiene una directa incidencia en el comienzo de la caída de la radio deportiva AM. Poco a poco, se hizo más difícil captar con buen audio estas estaciones. Hay sectores, de hecho, donde resulta imposible obtener esta señal. Si a eso le sumamos que el sonido FM es mejor y su recepción nítida y que el espectro se empezó a saturar, pues las preferencias del público se fueron virando hacia allá.

Otro hecho hirió de muerte al AM: la aparición de los celulares con receptor de radio, allá por el 2003. Los teléfonos contaban y cuentan solamente con radio FM, por lo que no existía otra opción práctica.

Para ese entonces, el AM supervivía en gran parte gracias al público de Machado. Las otras estaciones (Quito, Tarqui, Positiva) peleaban por una porción mínima del pastel, que se llevaban La Red, La Luna (con Portilla), Sonorama, CRE…

En AM se anquilosaron. Miré de cerca el proceso de Radio Quito, que de “paladín del deporte ecuatoriano” ha pasado a ser una radio marginal dentro del mercado deportivo. Ahí, alguien llegó vendiendo ilusiones, ventas, transmisiones y terminó sirviéndose incluso políticamente de la empresa hasta que le cerraron el grifo y se fue buscando tribunas para hablar mal de sus exempleadores (años después, no tuvo empacho en llamarlos para ofrecer sus servicios, pero esa es otra historia). Luego, Jacinto Bonilla, con mucha dedicación, ideas nuevas y un personal de buen nivel, intentó reflotar la radio hasta que fue posible, pero sin un final feliz.

En el 2006 hay un hecho clave: Carlos Efraín Machado se retiró de la narración, ya enfermo y cansado. Central, desde entonces y hasta su desaparición verificada el miércoles 30 de abril, intentó vivir del recuerdo y el cariño que su mentor provocaba en los oyentes. Siguió  a flote, en buena parte gracias a la imagen positiva que su comentarista Roberto Omar Machado, hijo del narrador, tiene dentro del público.

Mientras, Alfonso Laso fue alejándose de los micrófonos poco a poco. Su adiós no fue tan espectacular como el de Machado, pero fue igual de sentido. Un día, Pancho Moreno no narró más y su radio también quedó apuntalada por su hijo Alfonso.

Pero mientras en La Red el esquema familiar funcionó (y, hasta ahora, funciona), en Central no fue lo mismo. Roberto Machado dejó la radio en medio de una disputa de ribetes familiares cuyos detalles poco le hacen a esta historia. De un día al otro, se vio obligado a continuar en el negocio, pero lejos del lar que lo cobijó siempre.

Es ahí que Machado hijo le da un nuevo giro a esta historia cuando abre Machdeportes, primero en Radio Latina y luego en La Poderosa, todas en FM. Su propuesta fue simple, pero efectiva: reclutar al personal de la época de oro de Central, pero con un giro distinto, más acorde a estos tiempos. Su esfuerzo fue notorio y hoy, 2014, la radio goza de buena salud, soportada en gran parte por el estilo novedoso, transgresor y nunca antes visto que Luis Miguel Baldeón imprimió en unas tardes que, hasta su llegada, estaban presas del aburrimiento y la información del deporte amateur.

Mientras La Red poco y nada ha cambiado, Central entró en una etapa de deterioro sostenida por administraciones poco felices. Valores importantes de esa radio, como Tarcisio Romero, Xavier Zevallos y otros se fueron y la calidad decreció.

El adiós

Cuando Carlos Machado fallece en el 2011, Central ya estaba en coma. El naufragio se verificó y terminó hace pocas horas con el hundimiento definitivo de la nave. ¿Qué pasó? Creo que algo usual en la radio, prensa y televisión: exceso de planes, ofertas, de cargos, de nombramientos, pero falta de ejecutividad concreta.

En diciembre del 2013, Tarquideportes terminó su ciclo en radio Tarqui, de forma casi anónima. Algo injusto, pues esta programación logró sostenerse en los 80 y 90 como una buena tercera opción. Pero tampoco cambió con los tiempos y se enclaustró en el AM.

Hoy, el AM es un desierto, donde solamente radio Positiva supervive. Honestamente, no me lo explico cómo ni por qué, en vista de que su programación, transmisiones tampoco tienen un valor agregado. Hoy, la lucha está en FM, al punto que ahí se abrió una radio deportiva dos semanas antes del cierre de Central.

“Yo hablo para los jubilados”, me dice un colega que trabaja en AM simplemente porque le adicionan algo a su sueldo en otra empresa. La realidad es esa: por tecnología, cambio de costumbres, la Amplitud Modulada está destinada al sepulcro en Quito. Mientras, en otras ciudades como Guayaquil, Buenos Aires o Ciudad de México, AM abarca a las radios más significativas y emblemáticas. Es que, claro, allá al menos no hay montañas que entorpezcan las ondas.

Así siguió Ecuador las Copas del Mundo

PREFACIO

Esta nota, donde cuento cómo se vieron y se oyeron los Mundiales de fútbol, iba a ir en uno de los #MartesMundialistas . Sin embargo, desperfectos técnicos (aparte de mis ocupaciones diarias), me impidieron actualizar esa sección.

Sin embargo, hoy vale la pena sacar esta nota, en vista de que Nueva Emisora Central, radio que es parte vital de esta historia, cerró sus servicios de información deportiva.

Tras esta introducción, pasemos al tema.

Catorce mundiales con voz y visión ecuatoriana

En 1962, Patricio Romero y Fabián Vizcaíno, relatores top de la época, prefirieron irse a un Sudamericano de Básquet , en Asunción. Esta doble deserción le abrió la puerta del Mundial de Chile 1962 a Jacinto Landázuri Soto, de 22 años en ese entonces.
El carchense, fallecido en el 2008, estuvo en el país austral y se convirtió así en
el primer ecuatoriano que transmitió un Campeonato Mundial de Fútbol. Lo hizo por las ondas de Emisoras Gran Colombia, la vieja cadena de Eduardo Cevallos, el Mocho, hoy fusionada con Caravana.
Así empezó la historia de cómo los medios audiovisuales del país cubrieron
la principal cita del mundo del esférico.

La promoción de los servicios informativos de México 1970.

La promoción de los servicios informativos de México 1970.

Exclusividad

Para Inglaterra 1966 fue Radio Quito la cadena del Mundial. La Voz de la Capital tuvo el servicio exclusivo de la BBC de Londres y los informes de Pancho Moreno y Blasco Moscoso.
En México 1970, las matrices de la información fueron Radio Gemas, una emisora que perteneció al grupo El Universo, y Radio Mambo de Guayaquil.
En tierra azteca, comandó las transmisiones otro narrador desaparecido:
Germán Cobos.
Esta Copa fue la primera que se vio por TV, pero en diferido. Las latas con las cintas de los partidos llegaban vía aérea aGuayaquil un día después de haberse jugado y las transmitía Canal 10, entonces propiedad de la familia Pérez Perasso.
Cuatro años después, ya estaba instalada la estación terrena de Quito, capaz de recibir señales del satélite.
Eso aprovechó el mismo Canal 10 (ya entonces parte del Grupo Isaías) para poner en vivo en las pantallas los cotejos -no todos- de Alemania 1974, con la voz de Jorge Akel.

Paladín del deporte ecuatoriano. Radio Quito y su presencia exclusiva en Inglaterra 1966.

Paladín del deporte ecuatoriano. Radio Quito y su presencia exclusiva en Inglaterra 1966.

La cadena radial de ese año estuvo presidida por CRE (Guayaquil) y Gran Colombia (Quito). Los narradores estelares fueron Petronio Salazar y Édgar Villarroel Caviedes.
En Argentina 1978 y España 1982 se repitió la fórmula. Las dos radios que
dieron la señal a otras del país fueron CRE y Nueva Emisora Central.
El relato de Alfonso Chiriboga, Ecuador Martínez y Carlos Efraín Machado era también tomado por los canales de televisión, que en cadena nacional llevaron ambas Copas a colores.
CRE dejó la exclusividad de México 1986 a la entonces recién inaugurada Radio Sucre. Central siguió matrizando para la capital.

Mano a mano.

Italia 1990 fue la primera ocasión para que los medios audiovisuales compitan.
Se armaron dos cadenas de radio y TV. La una, integrada por Telecentro, Gamavisión y Ecuavisa, con Radio Tarqui y Caravana.
En la otra, Teleamazonas se batió sola en lo televisivo,secundada por CRE. Pese a la aparente inferioridad, este pool (llamado Cadena Uno) terminó por imponerse en los ratings de audiencia.
Estaa experiencia cundió en Estados Unidos 1994, pero aquí no hubo pool entre las redes nacionales de TV. Cada uno de los cinco canales fue con su grupo de radiodifusoras. El más llamativo fue el que armó Teleamazonas con radios como Colón (con Alfonso Laso a la cabeza), Caravana (Jacinto Landázuri), Tomebamba (Guifor Trujillo) y Ambato (Patricio Mantilla).

La Gran Cadena Marlboro, publicidad imposible para hoy. Fue en Alemania 1974.

La Gran Cadena Marlboro, publicidad imposible para hoy. Fue en Alemania 1974.

Se recuerda de aquella época a la ya llamada TC Televisión con el narrador colombiano William Vinasco, a Telesistema con Víctor Hugo Morales, entre otros.
Para Francia 1998, se juntaron Teleamazonas y Ecuavisa (Conexión). Las otras estaciones fueron por su cuenta.
En radio hubo dos cadenas que transmitieron sin aliarse a la televisión:Radio
Sucre y Sea, formada por Atalaya de Guayaquil y La Red de Quito.

El monopolio

Hasta Francia 1998, la OTI (Organización de laTelevisión Iberoamericana)
se encargaba de comprar los derechos de TV a la FIFA y los revendía, a precios
módicos, a sus canales afiliados en toda América.
La OTI perdió esta potestad desde el Mundial 2002. Ángel Remigio González,empresario mexicano, conocido como El Fantasma por su nula exposición pública, negoció los derechos continentales de los torneos Japón – Corea 2002 yAlemania 2006.
González es dueño de varios canales y radiodifusoras en varios países de América. En Ecuador, sus intereses estuvieron, básicamente, en Red Telesistema.
RTS se alió con Teleamazonas en el 2002. Para el 2006 repitió el enlace mundialista con la estación que por entonces era propiedad del grupo de Fidel Egas, pero sumó a Ecuavisa. El pool se llamó La Tri.
González era también propietario de los derechos radiales, que en ambos
mundiales los obtuvo el grupo integrado por Central, La Red, Caravana, CRE.
Justo estos dos Mundiales fueron los que tuvieron a Ecuador en la cancha.

Italia 1990 y los primeros consorcios televisivos.

Italia 1990 y los primeros consorcios televisivos.

Luego, el Grupo Isaías compró la transmisión mundialista para Sudáfrica 2010. Esta exclusividad fue parte de la expropiación estatal ejecutada en el 2008.
En Sudáfrica 2010, TC y Gama TV unieron personales y señal. Presidiendo el grupo en el país sede estuvieron Diego Arcos y Roberto Bonafont, los directores de deportes.
En comparación a los anteriores torneos, la cobertura no abarcó tanto personal,todo porque Ecuador no estuvo presente. CD7 y Canela TVretransmitieron la señal.
En cuanto a la radio, Súper K800, radio estatizada, matrizó la señal  desde Guayaquil, junto a Caravana.
Mientras, desde Quito, Rumba Deportiva (94.5 FM) ganó este derecho.

#Martes Mundialista Italia 1934

Italia 1934

El haz de flechas simbólico del fascismo (y de la República Italiana) en el poster.

El haz de flechas simbólico del fascismo (y de la República Italiana) en el poster.

¿Por qué en Italia?

El experimento de Uruguay 1930 no salió tan mal que se diga. Sirvió para agrupar, definitivamente, al fútbol de todo el planeta. Tal como estaba señalado, cuatro años después era el turno del siguiente Mundial, que debía ser en Europa. Suecia fue el único candidato firme para pedir la sede, aunque España e Italia también mostraron interés.

En un congreso de la FIFA, realizado en Estocolmo, suecos y españoles declinaron su postulación y la Italia de Mussolini quedó como la única opción para ser sede. Sin embargo, como no eran tiempos sencillos (el fascismo estaba en pleno crecimiento), algunos países pidieron incluso que el Mundial se postergue hasta 1936, algo que la FIFA no aceptó. Al final, el mismo Duce fue el encargado de dar su aval a la organización del torneo.

Sin embargo, en América el tema no cayó muy bien. Uruguay no quiso saber nada del evento, herido por la indiferencia de la mayoría de países europeos a su Mundial. Mientras, Brasil y Argentina enviaron equipos solamente para cumplir. De hecho, el combinado albiceleste era enteramente amateur. En realidad, no le dieron importancia a una competencia que no tenía el prestigio de hoy. Pese a todo, 32 equipos tuvieron interés en jugar el torneo, reservado solamente para 16 privilegiados.

Uruguay había cedido su dominio futbolístico a Austria. El llamado Wunderteam era, por entonces, la escuadra más reputada, básicamente por su superioridad sobre el resto de equipos europeos.

Las 10 tapiñadas

1.El 27 de mayo de 1934 es el día en que más partidos de una Copa del Mundo se jugaron . Ocho encuentros se realizaron en aquella jornada y todos fueron en horario simultáneo (16:30)

2. El 31 de mayo, en el estadio de Florencia, se jugó el primer partido empatado en la historia de los Mundiales. España e Italia, tras 120 minutos de juego, igualaron a un tanto por bando. Al día siguiente, debieron jugar un encuentro de desempate, para definir el clasificado a las semifinales.

3.Al haber 32 inscritos para 16 cupos, fue necesario realizar una fase previa. El 11 de marzo de 1933 se jugó el primer partido de la historia de las Eliminatorias a la Copa del Mundo. En Madrid, España venció 9-0 a Portugal.

4. El partido que definía al clasificado de Norte, Centroamérica y el Caribe se jugó en Roma. México y Estados Unidos definieron cuatro días antes del comienzo del campeonato, quién representaba a su región en la misma cancha de la inauguración, el estadio Nacional de la capital italiana.

5. Egipto se constituyó en el primer país de África en jugar una Copa del Mundo. Ya había tenido la intención de estar en Uruguay 1930, pero no alcanzó a viajar.

6. Se siguió el ejemplo de los Juegos Olímpicos y, por primera vez, se realizó el encuentro por el tercer puesto. Alemania venció a Austria 3-2.

7. Uruguay fue, hasta hoy, el único campeón que no defendió su corona en el torneo siguiente a su consagración.

8. Brasil y Argentina debieron viajar 13 mil kilómetros en barco para jugar solamente un encuentro.

9. Por primera y única vez, el equipo local debió jugar una eliminatoria para acceder al torneo. Sin embargo, tras perder 0-4 contra Italia, Grecia se retiró de la contienda y no jugó el encuentro de vuelta.

10. Los argentinos Atilio Demaría y Luis Monti fueron los primeros jugadores en defender a dos países (Argentina en 1930, Italia en 1934) en diferentes Copas del Mundo.

El Personaje

Il Duce, en la cúspide de su fama. Gracias al fútbol.

Il Duce, en la cúspide de su fama. Gracias al fútbol.

Benito Mussolini  estaba en el apogeo de su dominio sobre Italia. Era el presidente del Consejo de Ministros y puede decirse que el fue el primer mandatario que entendió a la Copa del Mundo como un método de propaganda del sistema que él presidía, de ahí que haya sido el más interesado en llevar a Italia la organización de un evento que aún era incipiente. En la leyenda está su “amenaza” a los jugadores italianos de cortarles el cuello, en caso de que no logren el título.

¿Y Ecuador?

Las competencias de estirpe local ya estaban bien establecidas. Por dificultades de movilización (recién a finales de esa década se haría usual el transporte aéreo entre Quito y Guayaquil), los intercambios entre las principales ciudades eran mínimos. No existía aún Selección Nacional, pero el Daring dominaba en Guayaquil y en Quito fue campeón el Gimnástico, que iniciaba su etapa de dominio, en la que llegó a ser tricampeón.

Y el mundo seguía girando…

  • –          Se verificó el primer triunfo electoral de José María Velasco Ibarra, quien asumió la presidencia el 1 de septiembre de ese año
  • –          La ‘Noche de los Cuchillos Largos’ fue la purga de elementos del partido nacionalsocialista de Alemania (30 de mayo – 2 de junio)
  • –          Lázaro Cárdenas ascendía a la presidencia de la república en México y ejecutaría reformas que aún hoy están en vigencia.
  • –          La Larga Marcha impulsó a Mao Zedong al gobierno de China Popular.
  • –          Se publica la primera edición de Huasipungo, de Jorge Icaza.

#MartesMundialista Los ‘ecuatorianos’ en Panini

El álbum Panini del Mundial se viene publicando, ininterrumpidamente, desde la edición de México 1970.

Poco a poco, se ha ido convirtiendo en un fetiche para los aficionados al fútbol, quienes con devoción juntan los cromos. Si bien el álbum es el oficial de la FIFA, no es un registro fiel, pero por sus páginas es sencillo seguir la trayectoria de los equipos que van al Mundial.

Por eso, esta vez vamos a reconocer, edición por edición, a quienes pasaron por el fútbol ecuatoriano, sea como jugadores, técnicos, asistentes, y tuvieron su cromo mundialista, del cual pueden presumir con legítimo orgullo.

México 1970

Jair Jair Ventura Filho (Jairzinho) Es, tal vez, el jugador de mayor currículo que llegó al fútbol ecuatoriano. Militó en Nueve de Octubre, en 1982. En México este delantero fue figura excluyente de Brasil, dentro de un equipo espectacular.

bareño Rubén Laudelino Bareño Puntero izquierdo que militó en Deportivo Cuenca entre 1972 y 1973. En México 1970, jugó dos partidos. El cromo, como ven, tiene un error en su nombre.

chale Roberto Challe El Niño Terrible del fútbol peruano. Volante que, por una suspensión en su país, vino a jugar en Universidad Católica (1978).

latorre Orlando de la Torre Este zaguero militó en Barcelona (1974). Es conocido por ser uno de los grandes ídolos en la historia de Sporting Cristal de Lima.

Perico Pedro Pablo León El  popular ‘Perico’, delantero robusto pero no por ello torpe. Pícaro y quimboso, jugó en Barcelona entre 1971 y 1972. En Perú, es símbolo de Alianza Lima.

Alemania 1974

jair2 Jairzinho Como notarán, Jair era importante en el fútbol brasileño de los años 70. Alemania fue su último Mundial. Ocho años después, vino a nuestro país.

casz Carlos Humberto Casely El Rey del Metro Cuadrado, futbolista emblemático de Chile en los años 70, posee el récord de ser el primero en haber visto una tarjeta roja en la historia de los Mundiales, precisamente en Alemania. Tuvo un paso fugaz por Barcelona (1986).

Milar Denis Milar Delantero que actuó en Universidad Católica (1984). Milar también fue campeón de América con Nacional  (1980) y jugó en España.

sanos Héctor Santos Le decían “El Pulpo” y en Alemania fue el arquero suplente, tras Ladislao Mazurkiewicz. No llegó a actuar. Estuvo en Barcelona (1977)

simone Gustavo de Simone No jugó en Ecuador. Su arribo a nuestro país se dio en condición de técnico de Liga Deportiva Universtaria de Quito (1983 – 1984). Actuaba como defensa.

brin Miguel Ángel Brindisi Era, allá por los años 70, uno de los más notorios futbolistas argentinos. Jugaba de volante, dueño de grandes características técnicas. En Ecuador, estuvo como técnico de Barcelona (1989 – 1991) y 1993.

Argentina 1978

ob Juan Carlos Oblitas Puntero veloz que corría por la izquierda. Jugó dos Mundiales, pero en 1978 fue donde más lució. En Ecuador estuvo como director técnico de Liga de Quito (2004 – 2006).

quir Ramón Quiroga Argentino nacionalizado peruano. Su participación en el Mundial 78 aún es motivo de polémica. En nuestro país, tapó por Barcelona (1983).

España 1982

larosa Guillermo La Rosa “El Tanque de Puente Piedra”. Delantero dúctil, pero potente que está en la historia por haber hecho el último gol de Perú en las Copas del Mundo. Jugó en Liga de Quito (1987 – 1989). Su hermano Eugenio también estuvo en nuestro país.

quir2 Ramón Quiroga Pese a todo, seguían confiando en él. Tapó todo el Mundial 82 por el seleccionado sureño. Un año después, estuvo en Guayaqui. Apenas jugó la Copa Libertadores ante los venezolanos y la primera etapa del torneo nacional.

case Carlos Caszely Para esa época, Caszely ya había vuelto a Chile. Tuvo un paso importante por el fútbol español y solamente volvería a salir de su país para venir a Ecuador.

Val José Daniel Valencia Una de las ‘víctimas’ de Diego Maradona, un 10 que debió conformarse con papeles menores al ser opacado por el astro mayor. Pero su talento era innegable. España fue su segundo Mundial y a Ecuador vino a parar en 1986, cuando tuvo una breve etapa en Liga de Quito.

Soc Socrates Brasileiro de Oliveira Sampaio El Doctor, uno de los personajes más entrañables del fútbol brasileño. Que haya fracasado ruidosamente como técnico de Liga de Quito (1996) no es mella alguna en su carrera.

México 1986

alm Éver Hugo Almeida Caso no tan inusual el de este arquero. Panini lo tomó en cuenta para el álbum, pero no fue convocado finalmente por el técnico Cayetano Ré. Estaba opacado por un monstruo de los tres palos como fue el Gato Roberto Fernández. Exitoso técnico de El Nacional (2005-2007) y no tan exitoso en Barcelona (2008).

cab Roberto Cabañas No ratificó su fama en Barcelona (1993), equipo por el que apenas jugó en la liguilla de ese año y terminó yéndose en medio del escándalo. Tuvo horas mejores en Cosmos, América de Cali y Boca Juniors.

ferr Buenaventura Ferreira Delantero que registra una fugaz presencia en el fútbol ecuatoriano, defendiendo la camiseta de Deportivo Quito, en la liguilla de 1994. En el Mundial, jugó los cuatro partidos de su selección.

soc2 Sócrates Ya era legendario cuando llegó a México 1986, donde apenas dio pinceladas de su clase. El declive de su carrera empezó ahí, pero Ecuador aún lo esperaba…

sar Mario Daniel Saralegui Se manifestaba en la cancha con ferocidad en la marca, un verdadero caudillo. Barcelona (1990) y Emelec (1991) lo tuvieron como un elemento valioso. Luego, fue DT de El Nacional (2011 – 2012) y Técnico Universitario (2012). Incluso, actuó como comentarista de radio y TV.

cabe,JPG Wilmar Cabrera Su paso por Ecuador se resumió a ser asistente de Éver Hugo Almeida (2005-2006), técnico de D. Quito (2007) y de LDU Loja (2008).

Italia 1990

bas José Horacio Basualdo El éxito no ha acompañado en Ecuador a este volante. Fue DT de Deportivo Quito (2004) y Técnico U. (2012-2013). Con los ambateños hasta descendió.

Mk Cyrille Makanaky Es el protagonista de la historia más folklórica del fútbol ecuatoriano, que opaca totalmente su paso por Barcelona, en 1996. Un jugador bien reputado en su país.

barr Gabriel Jaime Gómez El Barrabás, hermano de Bolillo, a cuya sombra ha vivido desde siempre. Prueba de eso es la convocatoria a la Selección colombiana que volvía a los mundiales, sin ser un gran jugador. Acá, fue DT de Deportivo Quito (2000), donde hizo una pésima campaña. También asistió a su hermano en la Selección ecuatoriana desde el 2001 hasta el 2004.

men Alexis Mendoza El actual asistente de Reinaldo Rueda era un pudonoroso defensa del América de Cali en 1990. Sin embargo, no llegó a jugar en este torneo. Ya llegaría su  hora…

Hoy Carlos Mario Hoyos No lo tenían, ¿verdad? Fue técnico del Imbabura (2007-2008) y en Italia 1990 estuvo dentro de la nómina, pero no llegó a actuar. Igual, se aseguró su cromo.

Hig René Higuita La figura más mediática del fútbol colombiano de entonces. En 1990 jugó su único Mundial, 14 años después, pasó por la portería de Aucas.

os Santiago Ostolaza No le fue bien en Espoli. Su equipo  (2011) acabó descendiendo. Italia 1990 fue su único Mundial. Eran época difíciles para el fútbol uruguayo…

Estados  Unidos 1994

mm Joe-Max Moore Estuvo en la lista de Bora Milutinovic para el Mundial que organizó Estados Unidos, pero no llegó a jugar. Antes lo había hecho en las Olimpiadas de Barcelona 1992.  Tres años después, recaló en Emelec.

klalas Alexi Lalas Llamativo por su presencia física y sus actividades fuera de las canchas, pero de ninguna manera por su limitado nivel futbolístico. Tal vez sea una de las más bizarras contrataciones de un club ecuatoriano a lo largo de la historia.

meds Alexis Mendoza Ya jugaba en el Junior cuando volvió a ser llamado a un Mundial, aquel que Colombia iba a ganar… El asistente de la Tri jugó un solo partido, frente a Suiza.

val1 Iván René Valenciano El Gordo. Lo que quedaba de él pasó por Olmedo, en el cierre de la temporada 2004. Fácilmente, pesaba 100 kilos cuando jugó en el ‘Ciclón’. La tendencia al sobrepeso y tener seis dedos en uno de sus pies lo hizo tan recordable como su oportunismo y olfato goleador. En EE.UU. 1994 jugó su único partido mundialista, ante el equipo local.

bar3 Gabriel Jaime Gómez Usaba el bigote de Magnum cuando, otra vez, la influencia de su hermano lo puso en la Selección colombiana. A despecho de Italia 1990, donde jugó todos los partidos, en EE. UU. apenas se conformó con un encuentro: el debut ante Rumanía.

mak3 Cyrille Makanaky Mientras ya planeaba como, dos años después, enterrar huesos en el estadio Monumental, el camerunés tuvo su espacio en el álbum del Mundial de EE. UU. Sin embargo, al final no entró en la lista oficial.

quin Gustavo Quinteros Argentino de nacimiento, boliviano por naturalización, casado con peruana y dirige en Ecuador. Un sudamericano casi completo. El actual DT de Emelec integró la zaga en la última presentación mundialista de los altiplánicos.

aVal Julio César Baldivieso Tuvo dos pasos bien definidos por Ecuador: el primero (1999 – 2000) fue destacado, pese a los poco presentables equipos que Barcelona tuvo por aquellas épocas. El segundo, por Deportivo Quevedo (2005) es totalmente olvidable… Titular por Bolivia en el Mundial 1994.

ec Marco Antonio Etchverry Puede decirse que jugó un Mundial. En el partido ante Alemania entró al cambio, estuvo tres minutos en el campo de juego y fue expulsado debudo a una decisión visceral del juez mexicano Brizio. Acá, su paso por Barcelona (1997) es bien recordado, por Emelec (1998) apenas es recordado y por Aucas (técnico en el 2009) es mejor no recordar…

Francia 1998

nei Manuel Neira Este delantero era una promesa del fútbol chileno cuando, a los 21 años, Nelson Acosta lo llevó al Mundial de Francia 1998. No jugó ni un solo minuto, pero consta en la lista oficial y, de yapa, tiene cromo Panini. En Ecuador, jugó por Universidad Católica (2010), sin dejar legado.

tc Joseph Marie Tchango Otro de los nombres emblemáticos de aquellas malas épocas de Barcelona (1999). No estuvo en la nómina final de Camerún para este Mundial, pero al menos tuvo su cromo, el cual encabeza esta nota.

more Joe-Max Moore Seis meses después de jugar por Emelec, en la liguilla 1997, ya estaba en Francia, defendiendo a su país en el Mundial. Jugó dos encuentros en este torneo (frente a Yugoeslavia e Irán).

lals Alexi Lalas Pocos meses después de que su parodia televisiva en Ni En Vivo Ni En Directo haya corrido con éxito por las pantallas ecuatorianas, Alexi seguía siendo portaestandarte del soccer. Desvirtuando los rumores y prejuicios, estuvo en la nómina del equipo mundialista, pero no llegó a jugar. Algo así hizo en Emelec (1997).

ber Jorge Bermúdez El ‘Patrón’, el mismo que habla rebuscado en ESPN. Hizo su único Mundial en Francia 1998 y, seis años después, se puso la camiseta de Barcelona, con poco éxito. Lo mejor de su carrera (Boca, el fútbol europeo) ya había pasado.

daviola Anthony de Ávila Aparte de ser el hombre más salado del fútbol mundial (recordar las finales perdidas con el América de Cali), el Pipa tiene una marca que no es menor: fue el primer futbolista que, actuando por un equipo ecuatoriano (Barcelona), resultó convocado para jugar un Mundial. En Francia jugó los partidos ante Inglaterra y Túnez. También jugó en EE. UU. 1994, pero no tuvo cromo.

orea – Japón 2002

car Fabián Carini El arquero de Deportivo Quito en la temporada 2013 tapó el Mundial asiático con 22 años. Estuvo en los tres encuentros de Uruguay en aquel torneo. Su rostro denota que, por entonces, si le pagaban los sueldos.

bri Hugo Brizuela Delantero, jugó por Barcelona en la temporada 2003Tiene cromo en el álbum del Mundial 2002, sin embargo su única participación en el torneo mayor data de Francia 1998, pero ahí no figuró en el Panini. La vida da y quita.

more3 Joe-Max Moore Joe… otra vez Joe. ¿Qué podré decir que no haya dicho antes de él? Que en el 2002 jugó dos partidos y que su único gol en Ecuador se lo hizo a D. Quito. ¡Ah! También jugó en el Everton inglés.

Sudáfrica 2010

vera Enrique Vera El Rambert, el hombre que demuestra que “impossible is nothing”. El que llegó pateando latas a Ecuador y terminó jugando un Mundial por su país, amén de otros títulos bien ganados. Fue titular por la albiroja en el pasado Mundial.

DISCLAIMER  (?) Esta lista no pretende ser la que enumere a TODOS los jugadores que actuaron en una Copa del Mundo y pasaron por el fútbol ecuatoriano. De ninguna manera. Solamente refleja a quienes tuvieron su cromo en el álbum Panini y registran alguna experiencia en el país.

El álbum no refleja a todos los convocados y tampoco a la lista oficial, en vista que sale a la venta tres meses antes de cada Mundial, cuando no se conocen las nóminas. De ahí las omisiones que aquí constan.

#MartesMundialista Uruguay 1930

Desde hoy, arranca en este blog un segmento especial. Todos los martes será publicado el recuerdo de una Copa del Mundo pasada, con detalles que escapan a la mirada general. Espero que les sea útil y entretenido.

Uruguay 1930

El poster. Manda el diseño Art Decó, cumbre de la creatividad de aquella época.

El poster. Manda el diseño Art Decó, cumbre de la creatividad de aquella época.

¿Por qué en Uruguay?

1926 fue un año clave para el fútbol mundial. Podemos decir que lo que hoy conocemos de nuestro deporte terminó por configurarse ahí, con la implantación de la regla del fuera de juego, que aún permanece vigente, casi 100 años después, con mínimos cambios.

Este fue el espaldarazo final hacia la organización de un evento que responda exclusivamente a la práctica futbolística. En 1906, en Suiza, se iba a realizar el primer Mundial de Fútbol. Incluso, ya estaban señalados los grupos:

1.  Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda
2.  España, Francia, Bélgica y Holanda
3.  Suiza, Italia, Austria y Hungría
4.  Alemania, Dinamarca y Suecia

Al final, este prehistórico Mundial fue un fracaso. Pasó el tiempo, con Guerra Mundial incluida,  y el impacto del fútbol creció al punto de que, tras las Juegos Olímpicos de 1928, se hizo necesario tener un torneo autónomo de este deporte, en vista que el profesionalismo estaba ya prohibido en las Olimpiadas. El liderazgo de Jules Rimet permitió que, a finales de la década del 20 del siglo pasado, la FIFA tuviera 40 afiliados, entre los que estaban Ecuador, miembro desde 1925.

¿Por qué Uruguay? ¿Por qué la sede fue para un país pequeño y lejano, al que desde Europa se arribaba tras un mes de viaje en barco? Es que la Banda Oriental del Río de La Plata representaba, por entonces, la expresión más influyente del fútbol dentro de la cancha. La ‘Celeste’ había ganado los títulos olímpicos de 1924 y 1928. Todos los socios de la FIFA estuvieron de acuerdo en la idea de Rimet de que ahí se celebre el primer torneo ecuménico.

Las 10 Tapiñadas

1. Por única vez en la historia, la Copa del Mundo se jugó en una   sola ciudad.

2.  El francés Lucient Laurent marcó el primer gol de la historia de las Copa del Mundo. Se lo hizo a México, el 13 de julio, a las 15:19, en el estadio de Pocitos.

3.  El Chile – Francia, jugado el 19 de julio, en el estadio Centenario, entró a la historia por ser el encuentro que menos público llevó en toda la historia de las Copas del Mundo. El reporte oficial de la FIFA afirma que 2 mil aficionados estuvieron en el estadio Centenario. Sin embargo, otras fuentes afirman que el partido Perú – Rumanía, jugado el 14 de julio, en el estadio de Pocitos, tuvo apenas 300 espectadores, pero este dato no se encuentra oficializado y dice que ahí estuvieron 2 mil 549 personas. 

4. El sorteo de los grupos se realizó con todos los equipos ya concentrados en Uruguay, con la finalidad de asegurar su participación.

5. Fue la única vez en que un país (Uruguay) tuvo en su posesión el título de campeón Mundial y Olímpico de fútbol al mismo tiempo.

6. El estadio Centenario fue el primer escenario en el mundo construido exclusivamente para ser sede de una Copa del Mundo.

7. Fue el único Mundial en el que no se jugó partido por el tercer y cuarto puesto.  Hay fuentes que indican que se jugó tal partido (incluso, señalan que Yugoslavia venció 3-1 a Estados Unidos), sin embargo a nivel oficial no se consigna nada.

8. El argentino Francisco Varallo fue el último sobreviviente de quienes jugaron este torneo. Falleció en el 2010, a los 100 años de edad.

9. La razón de la poca asistencia de equipos de fuera de América fue la quiebra del mercado bursátil en 1929, que generó la peor crisis económica de la época moderna.

10. El arquero francés Alex Thepot fue el primer jugador en salir lesionado en una Copa del Mundo. Como en aquel tiempo no se permitían los cambios, lo tuvo que reemplazar su compañero Augustin Chantrel.

El personaje

Langenus, con levita y corbata. Así se dirigía entonces.

Langenus, con levita y corbata. Así se dirigía entonces.

John Langenus fue el primer árbitro en pitar una final de Copa del Mundo. Este belga también se desempeñó en los mundiales de 1934 y 1938, además de las Olimpiadas de 1928. Para pitar la final, hizo varias exigencias. Por ejemplo, solicitó tener un barco listo en el puerto de Montevideo listo para salir una hora después de que termine la final entre Uruguay y Argentina. Tuvo una actuación polémica en el partido semifinal entre EE.UU. y los gauchos, donde tuvo roces con los miembros del cuerpo técnico norteamericano. En la final, decidió que el primer tiempo se juegue con balón uruguayo y el segundo con argentino. Capeó bien la tensión del encuentro y alcanzó a escapar en el barco que había pedido.

¿Y Ecuador?

Ecuador estuvo invitado a jugar la Copa del Mundo, pero el gobierno de entonces (presidido por Isidro Ayora) negó los recursos para el desplazamiento. Barcelona había sido fundado seis años antes, Emelec apenas tenía pocos meses como una entidad dedicada al box y otros deportes y en enero de ese año, Liga Deportiva Universitaria había nacido en la Universidad Central de Quito. En Pichincha y Guayas (o, mejor dicho, en sus capitales provinciales, se jugaban torneos aficionados. En Quito, la disputa era entre Gladiador  y Gimnástico, en Guayaquil el campeón era el Córdova.

Y el mundo seguía girando…

  • En República Dominicana, Rafael Leonidas Trujillo empezaba un dominio de 30 años al frente de su país.
  • Las últimas tropas francesas que ocupaban Alemania se retiraron de la región de Renania.
  • Isidro Ayora presidía el gobierno ecuatoriano, sin mayores novedades. Fue una de las pocas etapas de estabilidad en el país.
  • Getulio Vargas era, por primera vez, nombrado presidente de Brasil.
  • Se inauguraba el edificio Chrysler en Nueva York.

 

 

Toda la verdad sobre el Quito – Barcelona de 1989

La historia del fútbol ecuatoriano está narrada por mitos, mentiras, verdades a  medias que son acomodadas de acuerdo al interés, la simpatía o antipatía de quien cuenta. El caso del partido Quito – Barcelona de 1989 es el ejemplo más claro de esto. Aquí, intentaré explicar en la forma más diáfana posible lo que sucedió en realidad.

Freddy Barreto al piso. Luis Ordóñez pelea por la pelota. A lo lejos, Janio Pinto (Archivo El Comercio).

Freddy Barreto al piso. Luis Ordóñez pelea por la pelota. A lo lejos, Janio Pinto (Archivo El Comercio).

Entre el 10 y el 27 de diciembre de 1989, el fútbol ecuatoriano vivió una de las etapas más tensas de su historia. La definición del título de ese año, complicada por varias aristas reglamentarias, creó un caso digno de ser entendido de la mejor forma. Más allá de los apetitos, las simpatías y antipatías, el desenlace de ese partido Deportivo Quito – Barcelona debe ser entendido dentro de un contexto histórico y reglamentario.

Todo en domingo…

Así estaba la tabla para esa fecha final. (Números de Aurelio Dávila)

Así estaba la tabla para esa fecha final. (Números de Aurelio Dávila)

La última fecha de la liguilla 1989 había empezado el sábado 9 de diciembre, en el estadio Bellavista. Macará y Filanbanco empataron 1-1. Era un encuentro sin relevancia, pues ambos equipos no tenían opción para llegar a la Copa Libertadores y el título.

El plato fuerte estaba en el Atahualpa y el Modelo. A las 12:00, con riguroso horario unificado, empezaban los partidos Quito – Barcelona y Emelec – El Nacional.

Las posibilidades eran claras. El empate le bastaba a Barcelona para ser campeón. Si el Quito quería llevarse su tercera corona, debía ganar y esperar que Emelec pierda o empate. Para los eléctricos, la opción era ganar y esperar un triunfo del Quito para jugar una serie extra con los chullas para definir al campeón.

Acá viene nuestro  el PRIMER MITO que vamos a desvirtuar:

“Ay, es que el Quito le ganaba a Barcelona y era campeón, ay”

FALSO: el reglamento de aquella época disponía que, de haber igualdad en puntos entre dos equipos, no se tomaba en cuenta el gol diferencia y se jugaba una serie final de dos partidos. En caso de igualdad en esa serie, se jugaba un tercer encuentro, en cancha neutral. Como se iba desenvolviendo la fecha (ya lo veremos), la única opción para el Quito era jugar la final con Emelec. De ninguna manera el Quito  iba a ser campeón esa tarde.

La fecha  unificada planteaba dos realidades: mientras el partido en el Atahualpa era candente y tensionante, en el Modelo las cosas eran sencillas para Emelec, que enfrentaba a un equipo sin opciones de título y que dependía de resultados inusuales para clasificar a la Copa.

Por eso, para Emelec no fue difícil ganarle a El Nacional desde el comienzo hasta el fin del partido. Y ojo que el equipo criollo, con Carlos Sevilla, había hecho un campañón.

Pero mientras Emelec se desenvolvía casi sin apuros, el clima en el Atahualpa se enrarecía con el paso de los segundos. El Quito, que capeaba con éxito la era post Aguinaga, tenía en Carlos Alberto Mendoza y Óscar Marcelo Gutiérrez a sus puntales.

El gol de Carlos Alberto Mendoza, en el arco norte del Atahualpa. Lo lamenta Jimmy Izquierdo (Foto Archivo El Comercio)

El gol de Carlos Alberto Mendoza, en el arco norte del Atahualpa. Lo lamenta Jimmy Izquierdo (Foto Archivo El Comercio)

Pero, por su lado, Barcelona contrarrestaba con una defensa memorable: Claudio Alcívar, Jimmy Montanero, Tulio Quinteros y Jimmy Izquierdo. En el arco, Carlos Morales. Infranqueables.

Mientras Emelec sellaba el 4-2 sobre El Nacional, el Quito encontró en la inspiración de Carlos Alberto Mendoza y a los 75’, con un remate de fuera del área, batió a Carlos Luis Morales. Fue el momento cumbre  de un partido irregular desde el comienzo.

La terna que presidió Alfredo Rodas y completaron Luis Naranjo y Milton Villavicencio pasó por momentos tormentosos. A los 15’, lo agredieron a Villavicencio. El hecho fue un hincha que entró a la cancha por uno de los túneles. A los 20’, Alfredo Encalada, capitán del Quito,  fue merecidamente expulsado por agredir a Jimmy Jiménez.

Pero lo grave vendría al minuto 83’. La hinchada de Deportivo Quito, intentando festejar lo que ellos creían era “el título” o “la clasificación” a la Copa, buscó invadir por primera vez la cancha. Rodas debió parar el partido y, con el campo de juego apenas despejado, reinició las acciones. No por mucho tiempo, porque a los 85’ se vino la invasión total, que imposibilitó seguir el partido.

Y justo ese momento llegó, en el arco sur del Atahualpa, una acción de gol donde Manuel Uquillas metió la pelota dentro del arco de Carlos Enríquez. La verdad es que Rodas no sancionó el gol, por cuanto no había autorizado reanudar el cotejo.

Acá viene el SEGUNDO MITO que vamos a desvirtuar:

“Ay, el año anterior, en la final con el Quito, habían invadido los hinchas de Emelec, pero igual no pasó nada y no repitieron el partido, ay”

FALSO: es cierto que en la final de 1988, entre Quito y Emelec, se registró la invasión de hinchas azules a la cancha del Atahualpa, pero la diferencia es que el árbitro Medardo Martínez en coordinación con la Policía logró despejar el campo de juego, situación que no se pudo hacer en 1989.

Rodas consignó todo en el informe, el  mismo que fue evaluado el martes 12 de diciembre en la Federación. La Comisión de Disciplina conformada por  Patricio Torres (Universidad Católica), Alex de la Torre (Técnico Universitario) y Marco Arteaga (Filanbanco) sanciona (2 votos a favor y 1 voto en contra) de acuerdo al informe arbitral y decide que deben jugarse los 7 minutos que faltaban  para que concluya el partido. Mantiene la expulsión de Alfredo Encalada y sanciones económicas a dirigentes de AFNA (Jacinto Enríquez) y del Deportivo Quito (Ramiro Espinoza).

Este fallo original  no fue aceptado por Barcelona, que se consideró perjudicado. Y su respuesta fue a derecho, acogiéndose al artículo 60 del reglamento del Campeonato Nacional, que decía: “Si un partido fuere suspendido definitivamente por un árbitro, en razón de la intervención de los espectadores o porque éstos agredan al árbitro, los jueces de línea o los jugadores del equipo rival, el local será sancionado con la perdida de los puntos, que irán en beneficio de su contendor con un marcador de 2 goles si la diferencia fuere menor el momento de la suspensión, en el caso de que se probare su culpabilidad, a juicio de la Comisión Disciplinaria”.

Pero el Quito también estaba socorrido por las normas. Ellos se acogían al artículo 117 de ese mismo reglamento, a todas luces contradictorio al anterior: “Si el árbitro suspendiere el partido definitiva-mente o indefinidamente por falta de garantías reglamentarias y existiera imposibilidad de reanudarlo en el mismo campo de juego, comunicará el particular, hasta dentro de 24 horas al Comité Ejecutivo, el que señalará el lugar, día y hora de reanudación del partido y notificará su resolución a los clubes contrincantes. Si la suspensión fuere originada por los incidentes, el Comité Ejecutivo en ningún caso dispondrá la reanudación del partido en el mismo escenario donde se suspendió”.

¿Qué hacer? No había otra salida que buscar una opción lo  más salomónica posible y eso ya estaba en manos del Comité Ejecutivo de la FEF, presidido por Carlos Coello. El titular del  organismo no estaba en el país cuando estalló el circo, pero regresó. ¿Qué otra cosa querían? ¿Que se quede afuera hasta que todo pase? Él tenía la obligación de apersonarse de algo tan delicado y así lo hizo.

Este comité ejecutivo, integrado por el propio Coello, Augusto Miranda (Pichincha), Carlos Espinoza (Guayas), Carlos Bergman (El Oro) y Luis Garzón (Esmeraldas), en la reunión del 21 de diciembre, decide por 3 votos a 2, que el partido debe volverse a jugar íntegramente el día 27 de diciembre, sin público.

Así fue que se jugó, esta vez con terna argentina  presidida por Ricardo Calabria. El encuentro acabó 0-0 y así Barcelona fue campeón nacional, por delante de Emelec.

Y acá viene el TERCER MITO que vamos a desvirtuar:

“Ay, hacen repetir el partido desde cero, pero si validaron la expulsión de Encalada, ay”

Deportivo Quito JAMÁS APELÓ la expulsión de Encalada. Se les pasó por alto, y se entiende que así haya sido. La sanción impuesta por la comisión de disciplina es al margen de lo resuelto por el comité ejecutivo.

Terminó el partido. El 0-0 le daba el título a Barcelona. (Foto: Archivo El Comercio)

Terminó el partido. El 0-0 le daba el título a Barcelona. (Foto: Archivo El Comercio)

¿Fue la salida más legal?
Imposible determinar. Ambos ponentes tenían la razón, asistidos por el reglamento. Sin embargo, en los hechos reales se puede encontrar la respuesta. Fue claro y notorio (y así lo consignó el informe de Rodas) que la invasión la propiciaron los hinchas de Deportivo Quito. ¿Cabía favorecerlos al solamente hacerles jugar los minutos que faltaban?

¿Fue la salida más justa?
Imposible determinar, también. Barcelona fue perjudicado. Se expusieron a jugar un partido completo por una irregularidad que ellos no propiciaron. Aparte, pese a que el partido se repitió sin público, la taquilla (estadio lleno) del partido del 10 de diciembre nunca se devolvió y Deportivo Quito la embolsó y se benefició de ella. Barcelona, por una cuestión contractual, debió jugar sin sus extranjeros. Deportivamente, llegó a ese partido en desventaja.

¿Qué nos dejó este hecho?
Fue  beneficioso para todo el fútbol ecuatoriano. Desde esa fecha, hasta el presente, los reglamentos prohíben que los partidos se repitan. Y así ha dicho la historia, nunca más se sucedieron hechos vergonzosos como este.

CONCLUSIÓN

Este fallo no perjudicó concretamente a nadie. La insuficiencia de las leyes obligó a una decisión colegiada, donde se buscó complacer a las partes. Sin embargo, sentó jurisprudencia y ha colaborado positivamente en el crecimiento de nuestro fútbol profesional.