Archivo de la etiqueta: Selección

La torre de vigilancia de Quinteros

gustavo-quinteros-ecuador-04-02-2016

Gustavo Quinteros juzga al Ecuador desde el alto de su supuesta superioridad moral. 

Gustavo Quinteros ha edificado, en medio de la gente, una suerte de torre de vigilancia. Desde ahí, él observa y escucha todo. Desde esa posición de superioridad, no duda en ejercer la descalificación como arma de defensa.

Según su ilustrado criterio, muy pocos saben de fútbol. Claro, él se ha encargado de ponerlos en una fila aparte. De repente, ellos forman parte del selecto grupo de periodistas con los que se reúne para intercambiar noticias, opiniones. Ese es su problema. Cada cual es abiertamente libre de rodearse de quién quiera. Se eligen los amigos, los panas; la familia nomás viene impuesta.

El resto, aquellos que no concuerdan con su paladar, son “idiotas”, “corruptos”. El maniqueísmo quinterista se aplica a rajatabla. Honestamente, me tiene sin cuidado que el DT de la Selección tenga ánimo y tiempo para este tipo de labores segregacionistas y para la descalificación fácil. Lo que me parece digno de resaltar es su incoherencia.

En la entrevista que publica El Universo, Quinteros dice que quienes se preguntan porque Ecuador no repite el nivel alcanzado al inicio de la eliminatoria al Mundial son “ignorantes, no saben nada de fútbol”, además de “idiotas”. Tampoco hace caso a nadie “porque hay poca gente que entiende y hay muchos detractores de su propio país”.

Este Quinteros que dice que “no hace caso a nadie” es el mismo que se extiende para explicar por qué un jugador está o no en la Selección. Es decir, tan poco caso hace, que se ve obligado a dar cuentas de sus convocatorias, cuando los técnicos de las Selecciones a lo que menos deben prestarse es a ese juego. Ellos se expresan mediante sus decisiones y nombramientos. El resto, que digan lo que sea.

Otro error de Quinteros, el más grave,  es meter al “país” en su discurso. Hay quienes, investidos en una buena fe y templanza que conmueven, creen que él se refiere exclusivamente al fútbol. No es así. La referencia al “país” no es tan inocente, es producto de su estado de superioridad moral. Yo quiero entenderlo y debe ser difícil para un personaje como Quinteros, acaso junto a Rafael Dudamel el DT de menor currículum dentro de las selecciones de Sudamérica, no sentirse portador de la Bandera Nacional, vocero de la ecuatorianidad, si a su lado tiene una corte de corifeos que festejan todas sus salidas de tono y que le justifican cuando entra en este pernicioso juego de las descalificaciones.

El “país”, ventajosamente, no es lo que cree representar Quinteros. La Selección Ecuatoriana de Fútbol es un equipo deportivo, representante de una actividad con cierta relevancia en el medio. Pero nada más.  El “país” es algo rotundamente más importante. Son los valores, el trabajo, la honestidad, el pluralismo, el respeto ajeno de todos quienes vivimos en este rincón del mundo, más allá de la insignificancia sobredimensionada del fútbol. Que no quiera Quinteros atarantar y vender la imagen de que quienes atacan a la Selección atacan al país. Eso es, aparte de enfermo, propio de espíritus minúsculos y dictatoriales, necesitados de impunidad para sus funciones públicas.

Y todo nace de la crítica por confiar en Jefferson Montero y en el desempeño del equipo ante Brasil, en el arranque de la Copa América Centenario. El DT de la Selección dice algo cierto: “Ecuador no está obligado a ganarle a Brasil”. Pero así como no existe esa obligación histórica y estadística, tampoco existe la obligación de hacer pasar por buena presentación un encuentro donde la Tri difícilmente pudo llegar al arco rival, fue superada en posesión de balón y no contó con armas reales de triunfo. Vender otra realidad es, además de ciego, dudar de la inteligencia y del buen juicio ajenos.

Quinteros ha hecho una tarea aceptable en la Selección. Los resultados le dan un aval. Pero no crea que esto lo vuelve indemne a la crítica. Que no se afiance en sus errores, expresados en declaraciones poco felices como ésta. Que no llegue al punto de creer que todo se le está permitido solamente porque cuenta con una corte de felipillos dispuestos a vender a su madre a cambio de una entrevista, una palmadita en la espalda o una respuesta en el Whatsapp. Poniéndose en este plan, hace todo lo posible para dificultar su éxito. Conviene, pues, que se baje de esa torre de vigilancia desde la cual juzga a todo aquel que no le gusta o no dice lo que él quisiera escuchar.

 

 

 

Anuncios

¿A quién le interesa el circo de la Selección?

Valencia y Montero, ejes de una tormenta exagerada e innecesaria.

Valencia y Montero, ejes de una tormenta exagerada e innecesaria.

Estuve  una semana fuera del país y me creo, por lo pronto, lo suficientemente descontaminado para tener una opinión final de esta vaina de los premios,la indisciplina y demás asuntos de la Selección.

Un día antes de irme, me invitaron al noticiero A Primera Hora de radio Majestad,para  opinar del asunto. Lo hice basándome en la reflexión que hasta entonces tenía. Si quieren, me pueden escuchar acá.

Ojo. No me desdigo de nada de lo que ahí afirmé. Pero tengo más elementos para redondear mi criterio.

Sigo creyendo que lo que ganes tú, yo o cualquiera es un tema particular, casi íntimo. Sobre todo sí respondemos a entidades privadas, como en este caso es la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Al exponer al aire, alegremente, cuánto gana alguien que no pertenece a una entidad pública, se incurre en una falta de delicadeza extrema. No es un tema de “interés general”. No tiene nada que ver con el desarrollo del fútbol local. Es morbo del más corriente.

Si, por ejemplo, Antonio Valencia ganó 120 mil dólares por clasificar al Mundial, no me queda más que decirle ¡buen provecho! Es su problema y el de su familia. Mientras pague sus impuestos y sus ingresos sean lícitos, nada tengo que hacer ahí.

El recurso más fácil ha sido relacionar el mal rendimiento de Ecuador en el Mundial con este tema de la plata y “la interna” (cerdoso término repetido ad náuseam por los coleguitas). Este vínculo es groseramente simplista. Se hace creer que “sin problemas a la interna” y con un arreglo económico diferente por los premios, se podía cumplir con aquel aventurero pronóstico  de clasificar “por lo menos” a octavos de final.

Tal concepto es tan pobre como el del Ingeniero Chiriboga, quien incapaz de hacer autocrítica, culpa a “los 15 segundos de Arroyo” de toda la borrasca que vive su administración.

El punto es que, hermanados los jugadores cual Teletubbies y sin problemas de dinero, la Tri igual iba a quedar afuera del Mundial en primera fase. No jodan más. No hubo (ni hay) técnica, calidad colectiva suficiente como para superar a Suiza y Francia. Eso es todo. Y por ahí habría que analizar, construir.

Creer -o hacer creer- lo contrario es defender el funesto postulado bolillista del “grupo de amigos al que unido no le gana nadie”. Tal falacia sustentó al fútbol ecuatoriano durante una década y desplazó criterios técnicos y deportivos. Los resultados, a la vista.

Su 'legado' sigue vigente. Lamentablemente.

Su ‘legado’ sigue vigente. Lamentablemente.

Si hay trincas o no, algo que no puedo asegurar ni a favor ni en contra, poco le hace al resultado final. Lo que influye es la calidad, el trabajo, los procesos, la organización. El resto, es relativo y accesorio.

Morbo. Vuelvo a la palabra citada en el tercer párrafo. Estos temas de platas, trincas y demás atraen a la gente. Y la prensa lo sabe. No hay mejor forma de ganar fama que meter la cuchara en ellos, sentirse parte, “investigar” y hasta ofrecerse para ser utilizado y llevar carne podrida de terceros. De ahí la aparición de “denuncias” (de alguna forma habrá que llamarlas),”exclusivas” y demás pretenciosas coartadas para lucirse ante el público con información, supuestamente, “privilegiada”.

¿Qué habrá que decir ante esto? Nada. Salvo felicitar a los portadores de tal material por su enorme capacidad para distraer a la afición de los temas realmente importantes. A veces, creo que se lanzan “exclusivas” coordinadamente, con el afán de que la FEF y la dirigencia pasen de agache en los cuestionamientos pesados. Honestamente, no me sorprendería.

Uno puede darse cuenta lo mal que va el fútbol ecuatoriano al ver que el cuento este de los premios ha tenido más espacio que el informe de Reinaldo Rueda, el cual, dicho sea de paso, al no contener ni morbo ni circo, fue casi desechado por los medios. Importa lo patético, el cuento, la pendejada, el correveidile, el chisme. ¿El fútbol, sus verdades, proyectos? Que esperen. Así somos, pues.

PD: Me animé a escribir este post data, luego de la revisión final del texto. Y lo hago porque no terminé de encontrar relación entre la calidad moral de algunos “fiscales” y su pasado. Sería bueno saber por qué no fueron tan “acusiosos” investigadores en el caso Luna, el emblema de las irregularidades del fútbol ecuatoriano. Bueno fuera saber, por ejemplo, si alguna vez no estuvieron invitados a algún partido de la Tri fuera del país, o a un Mundial (¿Alemania 2006?). Interesaría mucho conocer cuál fue su participación en aquel sistema de pauta publicitaria que un empleado de la FEF gestionaba ante una empresa pública de Quito. sistema que favorecía a quienes tenían cierta actitud ante la dirigencia y del cual, si Dios quiere, nos hemos de encargar en una futura entrada de este blog. En fin, el rabo de paja no se puede esconder tras la toga de fiscales y justicieros.

¿Ecuador tiene mejores credenciales que sus rivales de grupo?

Sin un solo juicio de valor. Punto por punto (los que creo yo los más importantes), comparemos a Ecuador con Suiza, Honduras y Francia, sus rivales en la Copa del Mundo 2014. ¿La Tri está a la par o supera a estos equipos? Ustedes sabrán opinar mejor que yo, que solamente contextualizo los datos.

SUIZA:

Swiss

HISTÓRICO: Esta será su décima participación.

MEJOR CAMPAÑA: Tres veces en cuartos de final (1934,1938,1954)

OLIMPIADAS: 2 participaciones

MEJOR CAMPAÑA: Medalla de Plata en 1924

¿CÓMO CLASIFICÓ? Ganó el grupo E de UEFA (10 partidos jugados, 7 ganados, 3 empatados, 72 % de efectividad)

PLANTEL: 7 jugadores en la Bundesliga, Dos en la Premier, 3 en la Liga italiana.

Gokhan Inler

Gokhan Inler

FIGURA: Gokhan Inler, volante del Napoli de Italia. Phillipe Senderos, defensa del Fulham inglés, Blerin Dzemaili, volante del Napoli de Italia.

TÉCNICO: Ottmar Hitzfeld, ex DT del Bayern Munich

 

HONDURAS:

HON

HISTÓRICO: Esta será su tercera participación (1982 y 2010 las anteriores)

MEJOR CAMPAÑA: Nunca pasó de primera fase.

OLIMPIADAS:  Tres

MEJOR CAMPAÑA: Cuartos de final en 2012

OTROS TITULOS: Tres veces campeones de Centroamérica.

¿CÓMO CLASIFICÓ? Dos etapas: 16 partidos jugados, 7 ganados, 5 empatados, 4 perdidos, 54% de efectividad)

PLANTEL: 4 jugadores en Inglaterra, 4 en la MLS, 2 en Escocia, 2 en Bélgica.

Emilio Izaguirre

Emilio Izaguirre

FIGURA: Emilio Izaguirre, volante del Celtic de Escocia, Maynor Figueroa, defensa del Hull de Inglaterra.

DT: Luis Fernando Suárez, ex técnico de Ecuador, será su segundo Mundial

 

FRANCIA

FRA
HISTÓRICO: 14 participaciones.

MEJORES CAMPAÑAS:  una vez campeones (1998), una subcampeones (2006), dos terceros (1958 y 1986) y una cuartos (1982).

OLIMPIADAS: 10 participaciones

MEJOR CAMPAÑA: Una medalla de Oro (1984)

OTROS TÍTULOS: Dos veces campeones de Europa (1984 y 2000) y Dos veces campeones de la Copa Confederaciones (2001 y 2003)

CÓMO CLASIFICÓ: En fase de grupos: 8 partidos jugados, 5 ganados, 2 empatados y 1 perdido. En repechaje: dos jugados, uno ganado y uno perdido. 67% de efectividad.

PLANTEL: 12 jugadores en la Premier League, 2 en la Liga Española, 1 en la Bundesliga, uno en la liga italiana.

Patrice Evra

Patrice Evra

FIGURAS: Patrice Evra (Manchester United), Moussa Sisoko (Newcastle),Franck Ribery (Bayern Munich.

DT: Didier Deschamps, ex DT de Monaco, Juventus, Marsella.

 

ECUADOR

ECU

HISTÓRICO: 3 participaciones.

MEJORES CAMPAÑAS:  Una vez en octavos de final (2006)

OLIMPIADAS: Cero Participaciones

MEJOR CAMPAÑA: Cero participaciones

OTROS TÍTULOS: Campeón Panamericano 2007

CÓMO CLASIFICÓ: En el grupo único de Sudamérica: 16 partidos, 7 ganados, 4 empatados, 5 perdidos. 52% de efectividad

PLANTEL: 1 jugador en la Premier League, 2 en la Liga de Rusia, 1 en Eredivisie de Holanda,5 en la Liga MX

Antonio Valencia

Antonio Valencia

FIGURAS: Antonio Valencia (volante del Manchester United), Jefferson Montero (volante del Morelia de México

DT: Reinaldo Rueda (ex DT de Honduras y Colombia).

Así fue la primera victoria sobre Uruguay (1979)

La conmemoración de la victoria.

La conmemoración de la victoria.

Ese 1979 fue especial por varias razones. Ecuador volvía a ser democrático, tras la asunción del binomio de la fuerza del cambio: Jaime Roldós – Oswaldo Hurtado.

Ellos juraron su cargo el 10 de agosto de ese año. Menos de un mes después, el 5 de septiembre , se verificó un hito poco reconocido en la historia de nuestro fútbol. Historia que, al fin y al cabo, no tiene mucho que lucir.

El hito es la primera victoria sobre Uruguay, tras 40 años de enfrentamientos y no pocas palizas, donde destaca el 0-6 del Sudamericano 1939, marcador que se repitió en el mismo torneo de 1941. El 7-0 de 1942 fue el marcador más agraviante. Luego, la cosa mejoró (!)  y hasta una honrosa derrota 2-3 podemos ver en el Sudamericano de 1949, en Río.

Era la Copa América de ese año, torneo que entonces tenía un formato raro. A ver, les explico: tres grupos, con tres equipos cada uno. Los ganadores de cada serie clasficaban a las semifinales, junto al campeón reinante.

Así se promocionaba el encuentro.

Así se promocionaba el encuentro.

Lo más raro era que se jugaba ida – vuelta, sin sede fija.

Ecuador había empezado mal esa Copa América. El 29 de agosto, en el mismo Atahualpa, perdió 1-2 con Paraguay, equipo que al final terminó quedando campeón de la competencia.

Así que, una semana despues, la Tri saltó en medio de la desconfianza a enfrentar a los campeones de Amsterdam, Colombes y Maracaná, la Celeste que pone boca abajo a sus rivales.

Roque Máspoli estaba al frente de los rivales. Cuatro años antes, él fue el técnico de Ecuador en la Copa América y había trabajado en El Nacional.

27 mil gentes llegaron a El Batán, entonces un estadio enorme al final de una avenida larga (la Naciones Unidas), descampados, La Carolina y no mucho más.

A las 21:00 empezó el partido. Y las cosas se resolvieron fáciles para Ecuador. A los 5′, Mario Tenorio abrió el marcador. Tres minutos después, el Diablo, Jorge Luis Alarcón, figura de LDU Quito, incrementaba cifras. Parecía ser una goleada.

El gol de Jorge Luis Alarcon se gesta.

El gol de Jorge Luis Alarcon se gesta.

Pero Uruguay recuperó el ritmo y evitó algo que, sin duda, habría sido catastrófico. Aunque, viéndolo bien, esa Celeste era pobre, la viva expresión de un equipo que no clasificó a dos mundiales consecutivos (1978 y 1982).

“Reaccionó Uruguay, pero para enredar el partido, no para llegar al arco rival que no pasó por apuros”, fue lo que opinó Jaime Naranjo en la nota que publicó El Comercio sobre el partido.

Y la goleada no estuvo lejos. A los 75′, el juez brasileño Romualdo Arpi Filho cobró un penal para Ecuador. Carlos Torres Garcés pateó mal y el meta Rodolfo Rodríguez lo atajó sin problemas.

A los 78′, Waldemar Victorino (lo mejorcito de Uruguay por esas épocas) descontó, también de penal.

2-1, victoria histórica, sin antecedentes. Luego, ganarles a los orientales no sería un negocio tan difícil.

Juan Madruñero arrastra a un uruguayo.

Juan Madruñero arrastra a un uruguayo.

Ecuador jugó con: Milton Rodríguez; Flavio Perlaza, Miguel Pérez, Pepe Paes y Fausto Klínger; Luis Granda, Carlos Ron (capitán), Carlos Torres Garcés; Juan Madruñero, Jorge Alarcón (Vinicio Ron, 59’) y Mario Tenorio (José Villafuerte, 76’).

Uruguay: Rodríguez; Moreira, De León, Marcenaro. Soryez; Saralegui, Agresta, Unanue (Maneiro), Castillo (exp), Victorino y Alonso.

De todos ellos, Marcenaro (Emelec, 1985), Saralegui (Barcelona 1990, Emelec 1991), Agresta (LDU Portoviejo 1986), Victorino (Audaz Octubrino 1986, LDU P 1987, América 1988) jugaron en el Ecuador posteriormente.

Se recaudaron 1 800 000 sucres, USD 72 mil al cambio de esa época (25 sucres).

Ecuatorianos en otras selecciones

Ellos ‘dejaron’ de ser ecuatorianos por motivos futbolísticos. Son tres jugadores que, habiendo nacido en nuestro país, defendieron los colores de tierras lejanas, incluso a escala oficial.  ¿Cuál es su historia?

Alberto Spencer

Alberto Spencer y Roberto Challe, en un amistoso Uruguay - Perú, en Lima.

Alberto Spencer y Roberto Challe, en un amistoso Uruguay – Perú, en Lima.

El caso más conocido. Con una legislación más flexible, la fama y la calidad que Alberto Spencer mostraba en Peñarol no podían quedar fuera de la Celeste. Es así que por cinco ocasiones defendió al seleccionado oriental, solamente en cotejos amistosos.

Lo que más se recuerda de su gestión con la camiseta del tetracampeón mundial fue el gol que le anotó a Inglaterra, el 6 de mayo de 1964, en Wembley. Uruguay perdió por 2-1, pero el descuento corrió por cuenta del anconeño. Obviamente, fue de cabeza, ¿qué más esperaban?

Hernán Borja

Chico Borja (primero de los sentados, de izq. a der. con el 14) en la Selección de EEUU de 1983.

Chico Borja (primero de los sentados, de izq. a der. con el 14) en la Selección de EEUU de 1983.

Le decían ‘Chico’, porque era igualito a un comediante portorriqueño que llevaba ese apodo. Hernán Borja fue del barrio al continente. De La Vicentina hasta el Giants Stadium, ni más ni menos.

Su historia es la de miles (¿millones?) de ecuatorianos. A falta de oportunidadades, junto a su familia migró a los Estados Unidos. Y la incipiente práctica amateur del fútbol que realizó en Quito le sirvió para saltar desde los estudios de Electrónica en el Tecnológico de New Jersey al Cosmos, el equipo más glamouroso del mundo.

Volante de armado, Borja llegó al equipo neoyorquino en pleno chuchaqui post-Pelé. Jugó ahí entre 1981-1982. En 1983 pasó al Team América (un seleccionado de los mejores jugadores estadounidenses que jugaba en la Liga) y en 1984 volvió al Cosmos. Desde 1984 hasta 1992 (su retirada), jugó indoor, también en EE. UU.

Con pasaporte gringo en la mano, Chico Borja jugó 11 veces por la Selección. Estuvo en las eliminatorias para México 1986, Italia 1990, el preolímpico Seúl 1988, los juegos panamericanos de Indianápolis 1987 y, sobre todo, el torneo de fútbolo de la olimpiada Los Ángeles 1984.

Con su “nuevo” país, Borja se dio el lujo de jugar un amistoso contra Ecuador. Fue en la gira que la Tri hizo por EE. UU. en noviembre de 1984, previo a las eliminatorias a México 86. El partido se jugó en New York y acabó 0-0. Chico jugó el primer tiempo.

Peter Villegas

El 10 es para Peter Villegas en el 'Huracán Azul' (?). Es el segundo de los hincados, de izq. a der.

El 10 es para Peter Villegas en el ‘Huracán Azul’ (?). Es el segundo de los hincados, de izq. a der.

Lo conocí a Peter Villegas. Es más, si me permiten la confidencia, hasta me comí un par de morochos con empanadas de viento en Las Cinco Esquinas. Cuando jugaba en Aucas, lo llevé al Café del Fútbol, en Radio Quito. Muy amable, de buen hablar y accesible resultó.

Su caso es muy raro. Sin haber debutado profesionalmente, se fue a EE. UU. y llegó a jugar en importantes equipos, tras sus primeros pasos en el colegio. Actuó en la MLS, en el Metrostars de New York y en el DC United.

En el 2003, vino para jugar en Aucas y no le fue ni bien ni mal. Para el 2004, pasó a Barcelona, donde casi ni jugó, pese a que ese año los amarillos tuvieron Copa Libertadores. A medio año, se fue para el Manta (entonces en la Serie B)  y en el 2005 fue su turno de volver a la Serie A, con el Deportivo Cuenca.

Tras esta aventura, el volante ofensivo esmeraldeño pasó al Puerto Rico Islanders, donde tuvo cuatro años de buenas campañas, tanto que jugó por la selección de esta isla caribeña.

Sabrán ustedes que, pese a que Puerto Rico es un estado libre asociado de EE. UU., futbolísticamente es una entidad diferente, tiene su propia federación. Recuerden: la FIFA no reconoce países, reconoce federaciones.

En el 2008 tuvo su debut con la camiseta portorriqueña, un equipo inexpresivo en la misma Concacaf. Jugó las eliminatorias para Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, sin mucha suerte. En total , cuenta con 14 partidos internacionales.

Adiós a Carlos Alberto Raffo (1926 – 2013)

Carlos Raffo, en sus años finales (Foto de El Comercio)

Carlos Raffo, en sus años finales (Foto de El Comercio)

Se fue Carlos Alberto Raffo. Un jugador demasiado significativo y nacional, si tomamos en cuenta su trayectoria:

– Llegó para jugar en el Argentina (luego Deportivo Quito) y estuvo como pionero en AFNA- Fue figura de Emelec y primer goleador de los Campeonatos Nacionales.
– Fue técnico fundador del Deportivo Cuenca.
– También dirigió a Macará de Ambato.
– Es el único jugador ecuatoriano que fue goleador de un Sudamericano – Copa América.

Suficiente títulos que no sirvieron de mucho, porque la nacionalidad ecuatoriana recién la obtuvo tras 28 años intentos.

Acá va mi homenaje. Esta entrevista la hice en ÚLTIMAS NOTICIAS hace nueve años ya, justo en en el día previo al inicio de la Copa América de Perú 2004.

En la nota se cita a “Raimundi”. No es mi error, es de Freddy Álava (@mediagalleta) que me corrigió mal la nota. Yo ya me había ido a Perú a ver el torneo.

La pueden descargar en PDF acá:

http://www.4shared.com/office/51P_xISR/84048_3_.html

30 años del Argentina 2 – Ecuador 2 en Buenos Aires

Felices por el empate. #Eraloquehabía

Felices por el empate. #Eraloquehabía

El lunes pasado se cumplieron 30 años del Argentina 2 – Ecuador 2 en Buenos Aires, el “partido de Ortubé” si hay que darle apellido a un resultado cuyos entretelones han sido magnificados, exagerados, alterados, pero que no deja de ser  historia. Acá, un pequeño recuerdo de este hecho.

Ecuador celebraba empates. Es dolorosamente cierto. A falta de medallas, trofeos, vueltas olímpicas y demás laureles, no había otra opción que elevar a la categoría de gestas simples y llanos empates, resultados no consagratorios.

Y el epítome de esta afirmación es el empate 2-2 que Ecuador arañó del estadio Monumental de River a su par de Argentina. Era un partido de trámite (Ecuador ya estaba fuera de la Copa América), pero la magnitud del rival y, sobre todo, la forma en que se escribió el resultado justifican cualquier exageración.

Sin entrar en mayores detalles, la conclusión es que el árbitro boliviano Óscar Ortubé hizo una interpretación literal del reglamento. Compensó todas y cada una de las quemas de tiempo que hizo Ecuador (que no fueron pocas) y, sobre todo, sintió el peso de haberle pitado un penal en contra al dueño de casa -¡y qué dueño de casa!- en el minuto final del partido.

Treinta años y una semana después, quedan algunos recuerdos, como este: la definición de Lupo Quiñónez para el primer gol:

¡Lupo, presidente!

¡Lupo, presidente!

Luego, el escándalo por el penal que Ortubé pita para Ecuador al final del partido:

¡Qué momento!  Le pitan un penal a Argentina, de local, en el minuto 90.

¡Qué momento! Le pitan un penal a Argentina, de local, en el minuto 90.

El magnífico cobro de Hans Maldonado, eficiente como siempre (no recuerdo que haya fallado nunca):

Palo zurdo de Fillol, bien cobrado. Gol de Hans Maldonado, el Alemán.

Palo zurdo de Fillol, bien cobrado. Gol de Hans Maldonado, el Alemán.

Y la portada del diario Clarín de Buenos Aires al día siguiente del partido:

Abajo, escueto y sin detalles el dato del partido.

Abajo, escueto y sin detalles el dato del partido.

Recordemos a los protagonistas de ese partido. Entre paréntesis, el club en el que jugaban en aquella época:

Israel Rodríguez (Emelec); Alfredo Encalada (D. Quito), Orly Klinger (Liga de Portoviejo, Bolívar Ruiz (LDU Quito), Tulio Quinteros (Barcelona) Wilson Armas (El Nacional), Hans Maldonado (El Nacional);  José Jacinto  Vega (El Nacional); Hamilton Cuvi (Nueve de Octubre);  Lupo Quiñónez (Manta) y Vinicio Ron (Universidad Católica). DT: Ernesto Guerra.

Nótese que hay hasta tres zagueros centrales, pero dos delanteros con vocación plenamente ofensiva.